Mejores ETF S&P 500

Roboadvisors.es se mantiene gracias a sus lectores. Podemos percibir una compensación económica por parte de algunas empresas, no afectando en ningún caso a nuestras directrices editoriales.

Mejores ETF S&P 500

Muchas veces, cuanto hablamos de rentabilidad bursátil, nos estamos refiriendo a la rentabilidad del S&P 500. Este índice sigue las cotizaciones de las 500 mayores empresas públicas de Estados Unido, que representan el 80% de la capitalización bursátil de todo el mercado de valores estadounidense. Por lo tanto, se ha convertido en el índice de referencia para muchos y por eso es importante conocer cuáles son los meojores ETF del S&P500 y los que menos comisiones tienen.

Los fondos cotizados que siguen al S&P 500 son la piedra angular de innumerables carteras de inversión. La historia ha demostrado que en inversiones a largo plazo, es casi imposible tener una cartera de inversión que supere a este índice, razón por la cual se utiliza como referencia básica de inversión.

Trillones de euros se invierten en fondos que siguen el S&P 500. Para ayudarle a elegir el más adecuado para ti, hemos seleccionado los más destacados y baratos en este artículo.

Mejores ETFs del S&P 500

Si busca ETF del S&P 500, te encontrarás con decenas de opciones donde invertir. El hecho de que un fondo se denomine S&P 500 no significa necesariamente que siga el índice en su conjunto. Más bien, muchos de estos ETF siguen subcomponentes, por ejemplo valores o acciones de crecimiento, dentro del índice más amplio.

En el pasado, ya te explicamos cómo invertir en SP500. A continuación te mostramos una serie de fondos relacionados con este índice, siendo los 3 primeros los más utilizados, mientras que el resto son variaciones que deberás leer y entender antes de invertir en ellos.

Mejores ETF S&P500 Comisión Net Assets
SPDR S&P 500 ETF Trust (SPY) -> Ver en eToro 0,094% $382.2 billion
Vanguard 500 Index Fund (VOO) – Ver en eToro 0,03% $336.1 billion
iShares Core S&P 500 ETF (IVV) – Ver en Trade Repuplic 0,03% $314.0 billion
SPDR Portfolio S&P 500 ETF (SPLG) 0,03% $19.3 billion
Invesco S&P 500 Equal Weight ETF (RSP) 0,20% $37.5 billion
SPDR Portfolio S&P 500 Growth ETF (SPYG) 0,04% $18.3 billion
Vanguard S&P 500 Value Index Fund ETF (VOOV) 0,10% $3.4 billion
ProShares Short S&P 500 (SH) 0,89% $1.9 billion

SPDR S&P 500 ETF Trust (SPY) – Ver aquí

El SPDR S&P 500 ETF Trust fue creado en el año 1993, y se ha convertido en el mayor fondo cotizado por activos netos de EE.UU. Dado su gran tamaño y permanencia, el SPY ofrece a los inversores la máxima fiabilidad y una liquidez excepcional, con un volumen medio diario de negociación de unos 81 millones de acciones en los últimos meses, lo que lo convierten en un ETF muy líquido.

Con un ratio de gastos netos del 0,0945%, es un fondo muy barato, si bien es cierto tampoco es que sea el más económico de todods. Aún así, es el fondo mejor establecido y el más líquido de todo el mercado bursátil, lo que da una gran ventaja en su capacidad para comprar y vender posiciones rápidamente.

Vanguard 500 Index Fund (VOO) – Ver aquí

El Vanguard 500 Index Fund es el tercer mayor fondo cotizado por activos netos en EE.UU. Se trata de un fondo similar al SPY mencionado anteriormente. El fondo posee una cartera sustancialmente idéntica de las 500 mayores empresas públicas de EE.UU, con un rendimiento prácticamente igual.

VOO cobra una comisión de un 0,03%, es decir, cuesta lo mismo que el próximo fondo del cual os hablaremos a continuación, el iVV. ¿Cuál es la diferencia? Pues prácticamente ninguna, ya que sus rendimientos totales son muy similares. ¿Es mayor la rentabilidad por dividendo de uno u otro fondo en este momento? Se trata sobre todo de una cuestión de gustos, ya que algunos brokers ofrecen incentivos para poseer un fondo frente al otro. ¿Quién prefieres que gestione su dinero? ¿Vanguard o iShares de BlackRock?

Al final, elegir uno u otro será cuestión de gustos.

iShares Core S&P 500 ETF (IVV) – Ver aquí

El ETF iShares Core S&P 500 es el segundo mayor fondo cotizado de EE.UU por detrás del SPY mencionado en primer lugar. Y aunque IVV y SPY poseen carteras prácticamente idénticas, existen importantes diferencias entre ambos fondos.

Para los inversores que compran y mantienen su inversión a largo plazo, la diferencia más importante es las comisiones que tiene cada uno de ellos. El IVV cobra un ratio de gastos anual de tan sólo el 0,03%. Esto significa que se pagan 3 dólares por cada 10.000 invertidos, aproximadamente un tercio del coste anual de SPY.

Sin embargo, para los inversores más activos, el IVV está en desventaja, ya que tiene un volumen medio diario de negociación de unos 4,4 millones de acciones en los últimos meses, ofreciendo una fracción de la liquidez de SPY.

SPDR Portfolio S&P 500 ETF (SPLG)

Otra alternativa que tenemos en el mercado de los fondos cotizados es el SPDR Portfolio S&P 500 ETF. Este ofrece la misma cartera y el mismo rendimiento que los tres fondos mencionados anteriormente.

¿Por qué se molestaría SPDR en ofrecer un segundo ETF de S&P 500 cuando tiene SPY? Muy sencillo, para poder competir en costes. SPLG es un poco más barato que IVV y VOO, y mucho más barato que SPY.

Sin embargo, el SPLG, en comparación con los otros tres fondos anteriores, tiene un conjunto mucho menor de activos netos.

Invesco S&P 500 Equal Weight ETF (RSP)

Para muchas de las personas que invierten en el S&P 500 ven como defecto que las 500 empresas que componen el índice están ponderadas por capitalización bursátil. Esto significa que dos gigantes de la tecnología como Apple (AAPL) y Microsoft (MSFT), representen alrededor del 15% de todo el índice. Algunos inversores lo consideran un nivel de concentración arriesgado y para ellos está este otro ETF.

A la mayoría de los inversores no les importa este sesgo hacia las empresas de gran capitalización. Pero si busca una diversificación aún mayor, el Invesco S&P 500 Equal Weight ETF ofrece una alternativa. El RSP es un fondo de igual ponderación. El objetivo del fondo es mantener una ponderación del 0,2% para cada uno de los 500 componentes del índice mediante reajustes periódicos. Se trata de una tarea de gestión más pesada que el simple seguimiento del índice de referencia, lo que explica la ratio de gastos anuales mucho más elevada en este caso que el de sus competidores.

SPDR Portfolio S&P 500 Growth ETF (SPYG)

El SPDR Portfolio S&P 500 Growth ETF ofrece un enfoque más táctico del S&P 500 al centrarse únicamente en los valores Grow (crecimiento) del índice. Esto significa que aplica una metodología de selección que excluye aproximadamente a la mitad de las 500 empresas que lo componen, y sólo mantiene valores con las métricas de crecimiento más sólidas, como el crecimiento de las ventas y el impulso del precio de las acciones.

Este fondo tiene un ratio de gastos de sólo el 0,04%, es decir, el SPYG es casi tan asequible como algunos de los ETF de bajo coste sobre el S&P básico que hemos descrito anteriormente.

Vanguard S&P 500 Value Index Fund ETF (VOOV)

Este viene a ser un ETF contrario al anteriormente mencionado. La inversión en valor consiste en comprar valores que han sido potencialmente mal valorados por los mercados, pero que ofrecen una estabilidad probada y unos balances sólidos.

El Vanguard S&P 500 Value Index Fund ETF utiliza este tipo de enfoque de inversión en valor, que incluye el examen de parámetros fundamentales como el valor contable y el potencial de beneficios para descartar aproximadamente el 20% de los componentes del índice de referencia. El resultado es una cartera de unos 400 valores con el mejor potencial de valor del índice.

VOOV es un poco más caro que las otras opciones de esta lista, ya que cuenta con un ratio de gastos netos del 0,10%. Aún así, se trata de un fondon bastante asequible si lo comparamos con los tradicionales.

ProShares Short S&P 500 (SH)

El ProShares Short S&P 500 es un ETF inverso cuyo objetivo es obtener cada día el rendimiento opuesto del S&P 500. Vendría a ser lo mismo que ponerse “corto” al SP500. A largo plazo, es una locura apostar contra el índice, pero a corto plazo el S&P 500 puede registrar pérdidas muy pronunciadas. Por lo tanto, si crees que el índice S&P500 va a bajar, esta sería tu mejor opción.

Los profesionales de la inversión utilizan ETF inversos como SH para cubrir sus carteras y realizar jugadas tácticas en los movimientos del mercado a corto plazo. Se recomienda que sólo los inversores experimentados deberían invertir en estos complejos instrumentos.

En lugar de poseer acciones, SH mantiene contratos de derivados, como swaps y futuros, para generar rendimientos. Con todo, las complicadas tareas de gestión de este ETF exigen una ratio de gastos significativamente más elevada, del 0,89%.

Cómo elegir un buen ETF del S&P 500

Existen tantos fondos cotizados que en ocasiones resulta complicado cuál elegir.

Si te encuentras en esta situación, estos son los puntos clave que debes comparar entre los posibles ETF del S&P 500 antes de invertir en uno de ellos:

Ratios de gastos

Existen ETF activos y de gestión pasiva, pero la mayoría de los ETF del S&P 500 son de gestión pasiva por definición (salvo alguno que hemos mencionado en la comparativa de antes). Además, los ETF S&P 500 se encuentran entre los mayores ETF por activos, con algunos de los mayores volúmenes de negociación del sector.

En conjunto, los ratios de gastos del S&P 500, o las comisiones que cobran los fondos para cubrir sus gastos operativos, son muy bajos. En los casos en que los ratios de gastos son más elevados, debes compruebar si la rentabilidad del fondo justifica la comisión de gestión más elevada.

Liquidez

Los inversores que invierten a largo plazo, no necesitan preocuparse demasiado por la liquidez de los ETF. Pero si eres un inversor más activo que negocia en una cuenta sujeta a impuestos, merece la pena entender cómo la liquidez de un ETF puede afectar a tu estrategia.

Los fondos con mayores volúmenes medios de negociación son más líquidos, y los que tienen menores volúmenes de negociación son menos líquidos. Elegir un fondo S&P 500 que sea más líquido te asegurán poder comprar y vender acciones con rapidez sin tener que renunciar a la rentabilidad.

Fecha de creación

Cuanto más reciente sea el ETF, menor será su historial de rentabilidad. Los fondos más antiguos han atravesado más ciclos económicos y han sido sometidos a pruebas de estrés en condiciones de mercado más variadas. En definitiva, tienen un mayor historial donde comprobar su rendimiento.

Si se examina el historial de rentabilidad de los fondos más antiguos, se puede tener más confianza en cómo podría comportarse un fondo en ciclos futuros.

Precio de las acciones y mínimos de inversión

Una de las principales diferencias entre los ETF y los fondos indexados es que los ETF no suelen tener mínimos para empezar a invertir, y el precio de sus acciones es una fracción de los mínimos de inversión exigidos por muchos fondos indexados. Esto significa que puede empezar a invertir en ETF del S&P 500 por sólo el precio de una acción.

Rendimiento de los dividendos

Los dividendos son una de las principales ventajas de invertir en los valores de gran capitalización que componen el S&P 500. La rentabilidad por dividendos de los ETF del S&P es superior a la de los ETF de gran capitalización. La rentabilidad por dividendo de los ETF del S&P 500 representa el porcentaje que las empresas que componen el índice de referencia pagan anualmente en dividendos por cada dólar invertido en un fondo.

A la hora de elegir un ETF del S&P 500, es importante asegurarse de que su rentabilidad por dividendos esté al menos en línea con la de los mejores fondos de esta lista, si no es superior.

Jon P. Benito

Jon P. Benito

Licenciado en ADE y Certificado FRM (Financial Risk Manager) acreditado por la GARP (Global Association of Risk Professionals).

All Posts

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El mayor interés en una cuetna remunerada

Cuenta Remunerada 4%

17123
17129
17131
Trade Republic