Cómo invertir en ETF

Roboadvisors.es se mantiene gracias a sus lectores. Podemos percibir una compensación económica por parte de algunas empresas, no afectando en ningún caso a nuestras directrices editoriales.

Como invertir en ETF

Los fondos cotizados en bolsa, conocidos comúnmente como ETF, son una forma de adquirir exposición a cientos o miles de acciones y bonos de manera muy económica, lo que los convierte en los favoritos de asesores financieros e inversores para tratar de sacar una rentabilidad a los ahorros de su dinero.

A continuación te dejamos una guía de cómo invertir en ETF desde cero, para principiantes que no son gestores de fondos pero quieren sacar una rentabilidad en los mercados de valores con una selección de Exchange Traded Funds de calidad.

Cómo invertir en ETFs paso a paso

Anuncios

Invertir en ETFs es my sencillo, sobre todo si con anterioridad ya has comprado acciones alguna vez, ya que los pasos son exactamente los mismos pero en vez de comprar acciones lo haces este otro producto de inversión.

A continuación te explicamos como invertir en ETF en España

1.Elige un broker de ETFs

Lo primero que tienes que hacer para comprar ETFs es abrir una cuenta con el mejor broker ETF del mercado

A mi me gusta mucho utilizar Freedom24, ya que cuenta con más de 1500 ETFs donde elegir. Puedes invertir en los mejores ETFs de materias primas, de alimentos, de energía… o puedes elegir fondos de inversión tradicionales incluso de gestión activa. Además, este broker cuenta con una cuenta remunerada al 3,86% que te pagará ese interés anual día a día por el dinero que no tengas invertido en cada momento, es decir, por el dinero que tengas en liquidez en tu cuenta. En resumen, si durante una temporada tienes tu dinero en cuenta porque no lo has invertido, ese dinero te estará rentando a un tipo de interés del 3,86% en vez de tenerlo parado. Ya sólo por esta opción me parece que merece la pena, ya que además de tener un gran número de ETFs para invertir, puedes rentabilizar tus ahorros. Es un broker que está superando hasta ahora a su competidor Degiro, que se ha quedado atrás.

Además de Freedom24 que es el que estoy utilizando últimamente, dos brokers que funcionan muy bien y son muy utilizados en España son XTB y Trade Republic. XTB es más conocido, lleva más años con nosotros y tiene sede en Madrid. En embargo, Trade Republic, a pesar de llevar menos tiempo en España, se ha posicionado muy bien y está consiguiendo muchísimos clientes en muy poco tiempo, en gran medida gracias además a su cuenta remunerada al 4%. Este es ideal para invertir en ETFs para principiantes ya que lo hace muy sencillo desde su App.

Aúna sí, te vamos a dar una serie de pautas que debes tener en cuenta a la hora de elegir un buen broker

Qué buscar en un broker online de ETFs

A la hora de decidir dónde abrir una cuenta online con un broker, hay que tener en cuenta una serie de características que te mencionamos a continuación:

  • Comisiones: Fíjate en cuánto cobran por operar o por el mantenimiento de la cuenta. En la actualidad, muchos brokers no cobran comisiones de mantenimiento, administración o negociación de acciones, lo cual es importante porque los ETF cotizan como las acciones, por lo tanto, te puedes ahorrar esa comisión si eliges bien. Existen muchos brokers que ofrecen fondos ETF a bajo coste.
  • Depósito mínimo: En algunos casos, es posible que tengas que hacer un depósito mínimo para abrir una cuenta, aunque ese mínimo suele ser sólo el coste de una acción. Si estás empezando, busca algún broker que ofrezcan mínimos asequibles o que no exijan ningún mínimo. Por norma general por 50-200€ ya puedes abrir tu cuenta en prácticamente cualquier sitio.
  • Tipos de activos: No todos los intermediarios te permiten comprar todos los tipos de activos y, si lo hacen, puede que no te permitan operar sin comisiones. Si deseas utilizar ETF en tu cartera de valores, pero también quieres poder comprar otros activos como acciones individuales de empresas, comprueba que podrás comprarlos en ese mismo broker, para no tener que abrir 2 cuentas distintas en diferentes sitios. Los mejores brokers de bolsa te permiten utilizar tanto acciones como para ETFs sin problemas.
  • Atención al cliente: Averigua qué tipo de ayuda se ofrece y cómo de receptivo es el broker. Un buen soporte es fundamental, tanto por email como por teléfono, pero además te pueden ofrecer ayuda con otro tipo de aspectos como la recogida automática de pérdidas fiscales o al reequilibrio de tu inversión, ayuda con tu planificación financiera… Todos estos aspecto suman para elegir un buen broker de cara a tus inversiones.

Si quieres evitar el estrés de elegir ETF individuales o el mantenimiento de los mismos, puedes considerar la posibilidad de recurrir a un robo advisor. La mayoría de los robo advisors construyen cuentas diversificadas de ETFs y fondos indexados de bajo coste y proporcionan un reequilibrio automático de tu cuenta para mantener tus inversiones dentro de tu perfil de inversor. Sin embargo, tendrás que pagar una pequeña comisión de gestión, normalmente ronda el 0,45%-0,65% del dinero que tengas invertido con ellos.

Hoy en día, con muchos brokers, puedes gestionar tu dinero por tu cuenta por muy pocos gastos. Aún así, para algunos inversores, la comodidad de un robo advisor y las bajas comisiones que cobran es suficiente para elegir esta opción y delegar toda la gestión de sus ahorros.

2.Decide tu estrategia de inversión en ETF

Es importante saber como empezar a invertir en ETF, pero una vez que tengas una cuenta abierta con un broker, es hora de decidir cómo quieres distribuir tu dinero en ella.

En primer lugar, tendrás que determinar tu asignación de activos, o qué porcentaje de cada tipo de valor de inversión querrás para alcanzar sus objetivos. Por lo general, querrás dividir tu dinero de inversión entre ETF de bonos conservadores y ETF de acciones agresivos. Los ETF de bonos ofrecen rendimientos más modestos, pero proporcionan estabilidad a tu cartera. Los ETF de acciones, en cambio, tienen un mayor potencial de crecimiento, pero pueden experimentar mayores fluctuaciones de valor a corto plazo.

Esas variaciones de valor son la razón principal por la que los asesores financieros le recomiendan que utilices tu horizonte temporal como guía para tu asignación de activos. Cuanto más lejos esté tu objetivo, más tiempo tendrás para recuperarte de cualquier caída a corto plazo del ETF elegido. Cuanto más cerca estés, más querrás asegurar tu dinero con ETFs de renta fija que probablemente no experimenten tantas fluctuaciones como lo harían los de renta variable.

Por supuesto, también querrás considerar hasta qué punto estás dispuesto a asumir la posibilidad de perder dinero a cambio de obtener unas mayores ganancias potenciales, es decir, de cuánto riesgo estás dispuesto a correr con tu dinero. Si no estás dispuesto a asumir mucho riesgo, incluso para un objetivo a largo plazo, tendrás que invertir de forma más conservadora. Esto significa simplemente que tendrás que aportar más dinero propio para alcanzar tus objetivos, en lugar de depender de las ganancias de la inversión.

A continuación, te mostramos cómo podría ser el ahorro para tu jubilación, según los porcentajes que suelen utilizar por norma general los roboa dvisors:

  • De 20 a 30 años: 90% a 100% acciones, cero a 10% bonos
  • 40 años: 80% a 100% acciones, 0 a 20% bonos
  • 50 años: 65% a 85% acciones, 15% a 35% bonos
  • 60 años: 45% a 65% de acciones, 30% a 50% de bonos, 0 a 10% de efectivo
  • + de 70 alos: 30% a 50% acciones, 40% a 60% obligaciones, 0 a 20% efectivo

3.Elige uno o varios ETFs donde invertir

Una vez tengas tu cuenta abierta en un broker, deberás elegir en qué ETF vas a invertir y cuánto invertir en ETF.

Esto ya es algo muy personal y deberás elegir los ETF con los que te sientas a gusto.

Un ETF muy habitual suele ser alguno del S&P500. Con estos ETF del S&P 500 puedes invertir en el S&P 500 de manera cómoda y muy económica, además de que tendrás tu cartera diversificada en las 500 empresas más importantes de Estados Unidos.

Otra opción es utilizar un ETF del MSCI World, con el que inviertes en una cartera diversificada de las mejores empresas de todo el mundo. Gestoras com Amundi, Ishares o Vanguard cuentan con sus ETFs que invierten en el MSCI World.

4. Invierte en el ETF elegido

Si has elegido gestionar tu cartera por tu cuenta y no recurrir a un robo advisor, tendrás que seleccionar y comprar los ETF elegidos en e l paso anterior.

En general, el proceso de cómo comprar ETF es similar al de acciones:

  • Ingresa dinero en tu cuenta: Tendrás que transferir dinero en efectivo a tu cuenta del broker para comprar las acciones del ETF o ETFs elegidos.
  • Busca el símbolo del ETF: Dentro de tu brokers, encontrarás un buscador donde podrás introducir el nombre del ETF elegido o su ticker. Una vez aparezca en el buscador, deberá seleccionarlo para acceder a él.
  • Introduce el número de acciones que deseas comprar: A continuación, indica el número de acciones que deseas comprar. Muchos brokers te mostrarán el número máximo de acciones que puedes comprar con el dinero que tienes en tu cuenta. Esto resulta muy útil porque generalmente no se pueden comprar acciones fraccionadas de ETFs. Por ello, ten en cuenta que es posible que no puedas invertir todo el dinero que tienes preparado para invertir en un momento dado. Puede que tengas que esperar hasta que tengas suficiente para otra acción completa.
  • Confirma la inversión: Por último, se te pedirá que confirmes la orden de compra. En la mayoría de los casos ejecutarás lo que se denomina una “orden de mercado”, lo que significa que su solicitud de compra se realiza al precio actual del ETF en lugar de esperar a un precio concreto. Si lo prefieres, puedes elegir un precio de compra al que se ejecutará tu orden, en caso de que llegue a ese precio, de lo contrario se quedará sin ejecutar.

5. Establece un plan de compra de ETF

La mayoría de las veces, comprar ETFs no es una cosa de una sola vez. Querrás comprar acciones de estos fondos cotizados con regularidad para ayudarte a alcanzar tus objetivos de inversión e ir logrando un precio medio de compra.

Organiza el traspaso periódico de una determinada cantidad de dinero de tu cuenta corriente o banco a s¡tu cuenta del broker. A continuación, puedes dar instrucciones al broker para que compre tantas acciones del ETF deseado cuando recibas dicho importe en tu cuenta.

Esta estrategia de invertir periódicamente una cantidad fija de dinero se conoce como Dollar Cost Averaging, y utilizarla sistemáticamente puede ayudarte a conseguir un precio medio por acción con el paso del tiempo. Es una forma de promediar tu precio de compra del ETF seleccionado.

Mientras estableces tu plan para invertir en ETF, también deberás pensar en la frecuencia con la que revisarás tu cartera. La mayoría de los expertos recomiendan que la revises cada seis o doce meses para asegurarte de que tu asignación de activos no ha variado demasiado debido a que los bonos o las acciones han tenido un rendimiento particularmente bueno o malo. Si esteo ocurriera, se descompensaría el % que destinas a cada tipo de activo y tendrías que corregirlo. Recuerda que esto un robo advisor lo hace de forma automática por ti.

Si tus participaciones se han desviado más de un 5% de tu distribución deseada, es posible que desees comprar y vender determinadas inversiones para volver a tu nivel de riesgo deseado y tener un buen equilibrio entre bonos y acciones.

6. Decide tu estrategia de salida

La idea es que no vamos a conservar inversión en ETF para siempre, así que es una buena idea pensar desde un principio cómo y cuándo piensas venderlos.

Busca formas de minimizar los impuestos sobre las plusvalías, por ejemplo mediante la recuperación de pérdidas fiscales cuando sea posible, así como estrategias para retirar fondos de cuentas de jubilación con ventajas fiscales para minimizar la factura fiscal.

En estos casos, un buen asesor financiero puede ayudarte a determinar cómo hacerlo de la forma más eficiente y ahorrarte mucho dinero en impuestos.

Preguntas frecuentes sobre ETF y aspectos que deberías conocer

Anuncios

¿Qué es un ETF?

Un fondo cotizado en bolsa, o ETF, permite a los inversores comprar muchas acciones o bonos a la vez. Los inversores compran participaciones de ETF, y el dinero se utiliza para invertir según el objetivo determinado que tenga ese ETF en concreto. Por ejemplo, si inviertes en un ETF del S&P 500, tu dinero se repartirá en las 500 empresas de ese índice.

¿Cómo funcionan los ETFs?

Como ya hemos comentado, los ETF funcionan como acciones individuales de una empresa, es decir, son títulos que se pueden comprar y vender mientras el mercado está abierto, ya que cotizan en tiempo real. Al comprar un ETF estarás invirtiendo en muchas empresas a la vez, ya que estos suelen seguir un índice de referencia o un sector, por ejemplo.

¿Qué diferencias hay entre un ETF y los fondos de inversión?

Una pregunta habitual es en qué se diferencian los ETF de los fondos de inversión, ya que el principio básico es el mismo.

La diferencia clave entre estos dos tipos de vehículos de inversión es cómo se compran y venden. Los fondos de inversión cotizan una vez al día y normalmente se invierte una cantidad fija en euros. Los fondos de inversión pueden comprarse a través de una broker o directamente al emisor, pero el punto clave es que la transacción no es instantánea, es decir, nunca sabes de antemano al precio exacto que se van a comprar.

En cambio, los ETF cotizan como las acciones en las principales bolsas, como la Bolsa de Nueva York y el Nasdaq. Tú eliges cuantas acciones quieres comprar. Como cotizan como acciones, los precios de los ETF fluctúan continuamente a lo largo del día, y puedes invertir en ETF siempre que el mercado bursátil esté abierto.

¿Qué comisiones tiene un ETF?

Los ETF cobran comisiones, conocidas como ratio de gastos. El coeficiente de gastos se expresa en porcentaje anual. Por ejemplo, un ratio de gastos del 1% significa que pagará 10 euros de comisiones por cada 1.000 euros que inviertas. En igualdad de condiciones, un coeficiente de gastos más bajo te ahorrará dinero.

¿Qué pasa con los dividendos de las acciones?

La mayoría de los ETF pagan dividendos. Puedes elegir que los dividendos del ETF se te paguen en efectivo o que se reinviertan automáticamente a través de un plan de reinversión de dividendos o DRIP.

¿Cómo afecta la compra venta de ETF a mis impuestos?

Si compras ETFs, debes saber que pueden dar lugar a ingresos imponibles, es decir, cualquier ganancia que obtengas por la venta de dicho ETF tributará según las normas del impuesto sobre plusvalías, y cualquier dividendo que recibas también tributará.

Te recomiendo que eches un vistazo a este artículo donde te explicamos las diferencias entre fondos indexados y ETFs, ya que mucha gente los confunde, y aunque son productos similares, no son exactamente iguales y conviene saber diferenciarlos, sobre todo en este último aspecto de los impuestos, donde los fondos indexados tienen una gran ventaja al respecto.

¿Qué tipos de ETF existen?

Existen muchos tipos de ETF, y no nos queremos extender en esta sección en ello, pero a grandes rasgos, tienes:

  • ETFs de índices: suelen replicar un índice determinado.
  • ETFs de gestión activa: donde el administrador los administra activamente.
  • ETFs de materias primas: estos invierten en  mercados de materias prima y de divisas.
  • ETFs sintéticos: estos ETFs pueden seguir un índice sin tener en realidad ninguno de los títulos.
  • ETFs inversos: Intentan dar una rentabilidad inversa al índice o empresas de referencia que siguen.
  • ETFs apalancados: Estos intentan dar un rendimiento de varios múltiplos.

Invertir en ETFs: la mejor manera de diversificar tu dinero

Gracias a la inversión en ETF, podrás tener una cartera muy diversificada y expuesta a diversos sectores.

Lo bueno de un ETF es que ya de por si está muy diversificado en multitud de empresas. Si además eliges varios ETF, tendrás una diversificación aún más amplia, puesto que tendrás diferentes empresas y sectores.

Y tu, ahora que ya sabes cómo se invierte en ETF ¿Cuáles son tus preferidos?

Jon P. Benito

Jon P. Benito

Licenciado en ADE y Certificado FRM (Financial Risk Manager) acreditado por la GARP (Global Association of Risk Professionals).

All Posts

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El mayor interés en una cuetna remunerada

Cuenta Remunerada 4%

17123
17129
17131
Trade Republic