Fiscalidad de los planes de pensiones

Fiscalidad planes de pensiones

Los planes de pensiones son uno de los instrumentos de ahorro más comunes de España, pero ¿su fiscalidad es tan ventajosa como la pintan? En este artículo te contaré qué importes puedes desgravarte y qué impuestos debes pagar si tienes un plan de pensiones.

Cómo tributa un plan de pensiones

Los planes de pensiones son un producto financiero que permite el ahorro a largo plazo para complementar una pensión pública. Estos tienen 2 tipos de tributación bien diferenciadas en función de si estás haciendo aportaciones, o estás retirando capital, es decir, rescatar el plan de pensiones.

Por un lado, las aportaciones de capital a los planes de pensiones cuentan con beneficios fiscales que te permiten ahorrar dinero en la declaración de la renta. En concreto, las aportaciones “reducen los beneficios”, de modo que si en un año ganaste 30.000 €, y decides aportar 2.000 € al plan de pensiones, solo pagarás impuestos por la diferencia, 28.000 €.

Esta ventaja fiscal es muy atractiva, aunque está limitada al 30 % de la suma de tus rendimientos del trabajo y demás actividades económicas, o a 2.000 €, siendo el límite la menor de estas opciones.

Este límite puede aumentar 1.000 € anuales por las aportaciones a planes de pensiones de cónyuges cuando cumplan ciertos requisitos, destacando entre ellos obtener menos de 8.000 € anuales por rendimientos del trabajo y actividades económicas.

Además, el límite de las reducciones fiscales puede ascender hasta los 8.000 € si el capital procede de contribuciones empresariales.

También cabe resaltar que Navarra y País Vasco tienen unos beneficios fiscales ligeramente superiores:

  • Navarra:
    • Si se tienen menos de 50 años, las deducciones fiscales se mantienen en el 30 % de los rendimientos o 2.000 €.
    • Si se tienen más de 50 años, la cantidad máxima que se puede deducir aumenta hasta el 50 % de los rendimientos, aunque se mantiene el tope de 2.000 €.
    • Se pueden desgravar hasta 2.000 € más por contribuciones al plan del cónyuge, aunque en este caso la renta del cónyuge puede ser de hasta 8.500 €.
  • País Vasco (EPSV):
    • Las deducciones en condiciones normales se elevan a 5.000 €.
    • Se puede aportar un máximo de 12.000 € si se suman las aportaciones convencionales con las procedentes de contribuciones empresariales. (Plan de empresa)
    • Se pueden desgravar 2.400 € más por aportaciones a planes de pensiones del cónyuge. Para el País Vasco la renta máxima del cónyuge es de 8.000 €.

Por el otro, hay que tener en cuenta que los rescates del plan de pensiones tributan como rendimientos del trabajo en el IRPF. Pero a diferencia de lo que ocurre con otros productos financieros, al rescatar el plan de pensiones pagas impuestos por los beneficios y por el dinero aportado.

De este modo, la ventaja fiscal de los planes de pensiones no es reducir el pago de impuestos, sino posponerlo.

Cuánto tengo que pagar por rescatar un plan de pensiones

Aunque ya sabes que el dinero rescatado de un plan de pensiones tributa como rendimientos del trabajo, puede que te estés preguntando cuánto tendrías que pagar por rescatar tu plan de pensiones, ¿verdad?

La cantidad de impuestos que debes pagar dependerá principalmente de la forma en la que rescates tu plan de pensiones, destacando los siguientes métodos:

  • En forma de capital: se trata de cobrar todos los fondos del plan de pensiones de golpe.
  • En forma de renta: consiste en cobrar una renta de forma periódica (mensual, trimestral, semestral…).
  • En forma mixta: se cobra una porción en forma de capital y el resto en forma de renta.
  • En forma de disposición: los pagos no tienen una periodicidad establecida, sino que puedes retirar fondos cuando quieras (teniendo en cuenta las condiciones del plan de pensiones en cuestión).

Una vez decidas cómo quieres rescatar el plan de pensiones, tendrás que pagar los impuestos correspondientes en función la cantidad que quieras retirar de forma anual. Los tramos de IRPF actualmente son:

  • 0 a 12.450 € = 19 %
  • 451 a 20.200 € = 24 %
  • 201 a 35.200 € = 30 %
  • 201 a 60.000 € = 37 %
  • 000 a 30.000 € = 45 %
  • Más de 300.001 € = 47 %

Así, si tienes un plan de pensiones con 50.000 € y decidieses cobrar rentas anuales de 10.000 €, acabarías pagando un total de 9.500 € en impuestos a lo largo de 5 años, pero si lo cobrases todo de golpe, pagarías 12.418,5 €.

Si estás pensando en cuándo te puedes jubilar, probablemente la fiscalidad de los planes de pensiones la tengas bien estudiada ya.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *