Renta Vitalicia: ¿Qué es?

Qué es la renta vitalicia

Cada vez existen más productos que complementan la pensión pública de jubilación, y uno de los que más popularidad está ganando son las rentas vitalicias, una forma de obtener un ingreso mensual de por vida.

En este artículo te contaré qué es la renta vitalicia, cómo funciona, qué tipos existen y si son mejores que un plan de pensiones convencional.

Qué es una renta vitalicia

La renta vitalicia es un producto que convierte el ahorro en el cobro de rentas periódicas durante toda la vida. De este modo, permiten planificar una jubilación más tranquila y estable, especialmente si no se disfruta de una pensión pública muy elevada.

Cómo funciona una renta vitalicia en España

El funcionamiento de una renta vitalicia es muy sencillo; una persona aporta un capital inicial a una entidad aseguradora, y esta se compromete a pagarle una renta de forma periódica hasta el momento de su fallecimiento.

De este modo, la renta vitalicia es un mecanismo para transformar ahorro en renta. Por supuesto, la cantidad de ingreso que se recibe de forma mensual depende de varios factores, principalmente 2:

– Capital aportado

Como es lógico, cuanto mayor sea el capital que se aporte a la aseguradora, más elevadas serán las rentas que se recibirán.

Por norma general, el capital se aporta en un pago único (prima única), aunque algunas aseguradoras permiten hacer varias aportaciones (primas extraordinarias).

– Tipo de renta

Existen distintos tipos de rentas vitalicias que podemos clasificar en base a:

  • Momento del cobro: se puede hablar de rentas inmediatas (se empiezan a cobrar nada más aportar el capital) y rentas diferidas (se aporta el capital y las rentas se cobran en el futuro). En el caso de las rentas diferidas, estas son ligeramente superiores, pues la aseguradora ya ha podido obtener un rendimiento de ese dinero.
  • Posibilidades de rescate: existen 3 opciones:
    • Modalidad de capital cedido: el capital no se puede rescatar en ningún momento, ni siquiera puede ser heredado en caso de fallecimiento. Esta rigidez hace que las rentas sean más altas que las del resto de modalidades.
    • Modalidad de rentas constantes: esta modalidad también es conocida como capital reservado, y a diferencia de la anterior sí se puede recuperar el dinero antes del fallecimiento, y también puede ser heredado. Eso sí, recuperar el dinero antes del fallecimiento puede acarrear penalizaciones.
    • Modalidad mixta: se trata de un híbrido de las 2 modalidades anteriores. Permite que se retire el dinero en cualquier momento, pero en caso de fallecimiento, los herederos solo recibirán una porción del capital.

De este modo, cuanta mayor es la flexibilidad del rescate, menores son las rentas percibidas y viceversa.

Renta vitalicia VS Plan de pensiones, cuál es mejor

Después de todo esto, puede que te estés preguntando si es mejor contratar un plan de pensiones privado o utilizar la renta vitalicia, ¿verdad?

Lo cierto es que es una pregunta muy difícil de responder, porque como podrás imaginar, ni todos los planes de pensiones ni todas las rentas vitalicias son iguales, y cada uno tiene sus ventajas y desventajas.

Sin embargo, cabe resaltar que los planes de pensiones están diseñados para ser un producto a largo plazo, mientras que la renta vitalicia es una alternativa para las personas que o ya estén jubiladas o que estén muy cerca de hacerlo.

El principal motivo de esto es que las ventajas fiscales por contratar un seguro de renta vitalicia son mucho mayores conforme más tarde lo contratas:

Edad de contratación % de la renta sujeto al pago de impuestos
0 – 39 40 %
40 – 49 35 %
50 – 59 28 %
60 – 65 24 %
66 – 69 20 %
70 + 8 %

De este modo, si tienes una renta vitalicia de 100.000 € y la contrataste a los 51 años, tendrás que pagar IRPF sobre 28.000 €. Pero si la contrataste a los 70, solo tendrías que pagar impuestos sobre 8.000 €.

Dejando a un lado que los planes de pensiones también tienen beneficios fiscales, tienen la ventaja de que puedes aportar capital durante muchos años. En cambio, si contratas una renta vitalicia debes esperar mucho tiempo para poder contratar un producto que complemente tu pensión, algo que puede causarte problemas.

Por ello, lo ideal es que contrates un plan de pensiones cuanto antes y que, una vez te jubiles, complementes tu pensión con una renta vitalicia si lo crees necesario.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *