Dónde invertir dinero de forma segura

Mejor sitio donde invertir dinero

Eres una persona a la que le resulta fácil ahorrar dinero y precisamente por eso has conseguido hacerte con una cantidad a la que ahora te gustaría sacarle un beneficio. En ese caso, te va a resultar interesante este artículo, pues queremos darte a conocer las mejores opciones para invertir. Sí, te vamos a mostrar dónde invertir dinero y poder obtener un interesante rendimiento de la forma más segura posible.

Prepárate para descubrir toda la información que necesitas al respecto. Toma nota.

Consejos previos a invertir dinero

Antes de llevar a cabo cualquier tipo de inversión, se hace necesario que reflexiones y tengas en cuenta varias consideraciones o recomendaciones. Si las tienes presentes vas a conseguir que ese paso que vas a dar resulte ser adecuado:

  • Lo primero que debes hacer es decidir si vas a invertir todo el dinero que tienes ahorrado o solo una parte. Y es que en función de la cantidad que desees utilizar podrás decantarte por una forma u otra de inversión. Aquí te damos algunas pistas dónde invertir 10.000€ si no sabes por dónde empezar.
  • De la misma manera, también debes pensar en qué tipo de inversor eres. Es decir, piensa si prefieres invertir sin riesgo, lo que te hace ser un inversor conservador, o si conoces bien el mercado financiero y prefieres arriesgarte más, lo que te hará ser un inversor arriesgado. De la misma manera, también cabe la posibilidad de que tengas un perfil moderado, que significa que serías un término medio entre los dos citados inversores.
  • Por supuesto, otro consejo que debes tener en cuenta es que debes informarte muy bien de todas las opciones que posees al alcance de la mano para tomar una decisión. Y eso supone, entre otras cosas, que jamás inviertas tu dinero en un producto o una acción en la que tienes dudas. Eso es un craso error que puede acabar muy mal.

Por qué invertir dinero

Primero de todo, decir que invertir dinero es importante porque de lo contrario estarás perdiendo poder adquisitivo con él. Tener dinero parado en una cuenta bancaria a lo largo del tiempo sino depreciarse. La inflación puede hacer que esa cantidad que  hoy tiene un valor, el día de mañana valga mucho menos.

Si inviertes tu dinero es una forma más de ahorrar para el día de mañana. Todo el mundo debería ser capaza de ahorrar una parte de sus ingresos e invertirlos de cara al futuro.

Opciones donde invertir dinero hoy en día

Invertir dinero donde

Si tienes un dinero ahorrado y estás buscando alternativas dónde invertirlo, a continuación te mostramos varias opciones para que elijas las que más te gusten o vayan con tu perfil de inversor. Recuerda que lo mejor es diversificar y como se suele decir, “no poner todos los huevos en la misma cesta”.

1. Invertir en un Robo Advisor

Como no podía ser de otra manera, para mi, la mejor forma de invertir mi dinero es a través de un Robo advisors. No en vano, es el método principal de inversión explicado en esta página web y el que más nos gusta. Bajo tan singular nombre de Robo Advisor, se encuentran gestores automatizados que ayudan a cualquier inversor, aunque no tenga muchos conocimientos, a invertir su dinero de forma rápida, simple y, como hemos mencionado, automatizada, principalmente en fondos indexados, unos fondos con bajas comisiones y de media más rentables que los tradicionales fondos gestionados (los que te vende tu banco para llevarse una jugosa comisión).

A partir de una serie de datos que te solicitan sobre tu persona, descubrirán qué tipo de inversor eres y partiendo de esa idea te ofrecerán los mejores productos y alternativas para ti a un costo ridículo.

Entre las ventajas que tiene esta opción están que es fácil, que tiene unas comisiones bajas, que las rentabilidades que ofrece son muy interesantes y también que el dinero invertido se puede retirar en el momento que se desee. Por el contrario, no está exenta de riesgos por completo y se plantea, sobre todo, como una inversión a largo plazo, ya que en períodos largos de tiempo es donde han demostrado ser sin duda la mejor inversión.

Si al principio te recomendábamos diversificar tu inversión, esta es sin duda una de las mejores formas de hacerlo, ya que invirtiendo con un robo advisor, tu dinero estará diversificado en cientos de empresas y diferentes mercados, sin necesidad de tener conocimientos y abriendo una sola cuenta.

2. Inversión en Inmuebles

Cuando se va a hacer uso de una cantidad de ahorros de cierta consideración, una buena alternativa es invertir comprando un piso, una casa, un local, una plaza de garaje…Cuando se adquiere cualquiera de ellos se pueden llevar a cabo varias acciones a su vez: alquilarlo, reformarlo para aumentar su valor, esperar un tiempo para que aumente su valor y luego venderlo…

Tenemos que establecer que esta es una inversión muy segura, rentable y que tiene un riesgo muy bajo. Los inconvenientes son que hay que partir de una inversión de una cantidad considerable y que luego hay que hacer frente al pago de gastos de todo tipo, impuestos, seguros, comunidad, notario…

Otra opción sería invertir en inmuebles a través de una plataforma colaborativa, donde varios inversores compran de forma conjunta una o varias propiedades y se reparten los beneficios. En esta opción puedes comenzar a invertir con mucho menos dinero.

Más información sobre cómo invertir en inmuebles.

3. Invertir en Oro

Desde hace años, muchas son las personas que optan por invertir en oro. Y es que se ha considerado que es una alternativa segura y que ofrece grandes beneficios, especialmente en tiempos de crisis cuando ese se revaloriza. El único ‘pero’ es que puede haber periodos de inestabilidad con respecto a aquel.

Si te planteas decantarte por esta alternativa debes saber que puedes adquirir el oro de dos formas: de manera indirecta, mediante certificados de depósitos de oro o fondos especializados, y de manera directa. Esta última consiste básicamente en comprar oro físico a través de monedas o de lingotes.

Más información sobre cómo invertir en Oro.

4. Invertir en Plata

De la misma manera, hay quienes, por su parte, deciden invertir en plata. También se puede adquirir de forma directa o indirecta y por un precio bajo. No obstante, se espera que su valor vaya incrementándose de forma considerable.

El hecho de que aquella se utilice en la industria la convierte en una inversión segura.

5. Invertir en Petróleo

Pues si, hoy en día puedes invertir en petróleo y para ello no hace falta que compres directamente el producto ;). Hoy en día puedes tener exposición a esta materia invirtiendo en empresas relacionadas con el sector, a través de ETFs del sector o de CFDs de Petróleo por ejemplo.

Para no liarte mucho, aquí te dejamos más información sobre cómo invertir en Petróleo.

6. Invertir en Arte u otros objetos de valor

Ni que decir tiene que dentro de las citadas inversiones en bienes tangibles, también está la de apostar por obras de arte u otros objetos de valor (coches clásicos, joyas, vino, objetos personales de ilustres figuras…). En este caso, hay que saber que hay que extremar la precaución en este tipo de inversiones para no ser víctima de un fraude. Y es que hay individuos que operan con falsificaciones, por ejemplo.

Sin lugar a dudas, esta es una inversión a muy largo plazo, pues hay que esperar a que alguien muy interesado en el objeto esté dispuesto a pagar un alto precio por él. Además, es importante mantener dicha obra o artículo en las mejores condiciones para que no pierda su valor. Y eso supondrá tener que realizar un desembolso en su conservación.

7. Crear un negocio que sea rentable

Si dispones de unos ahorros, quizás tengas una idea en mente para montar un negocio y que te genere una rentabilidad mientras lo trabajas. El negocio puede ser montando como inversión, mientras lo trabajan otros, o puede ser una forma de lograrte una nómina a largo plazo. Durante un tiempo percibirás ingresos mediante nómina a la vez que haces crecer un negocio que luego puedes vender o mantener en el tiempo generándote ingresos recurrentes a lo largo del tiempo.

8. Comprar acciones de empresas

En la actualidad son muchas las compañías, nacionales e internacionales, en las que se puede invertir y en las que se tiene la certeza de que el resultado va a ser óptimo. Y es que se trata de empresas con gran presencia y con un gran futuro por delante. Hoy en día puedes comprar acciones de bolsa fácilmente desde tu propia casa de las principales empresas del mercado: Amazon, Tesla, Disney, Netflix…

El objetivo en este caso no es solo comprar esas acciones y obtener un rendimiento sino también el poder venderlas cuando su precio haya conseguido subir de manera sustancial.

Para invertir dinero de esta forma hay que ponerse en manos de un bróker o bien de webs especializadas que funcionan como tal. Y es que es la manera de no perder dinero.

Más información sobre cómo comprar acciones.

9. Invertir en un plan de pensiones

Sin lugar a dudas, estos, carteras compuestas por fondos de inversión, son otras de las alternativas más tradicionales por las que puedes optar. A su favor tienen que permiten pagar menos impuestos y que se puede invertir muy poco al principio.

Por el contrario, están el hecho de que no se puede hacer uso del dinero durante varios años y que los más frecuentes dan muy poca rentabilidad.

Ver los mejores planes de pensiones

10. Fondos de inversión y ETFs

Reunir el capital de un elevado número de inversores para que una entidad se encargue de gestionarlo e invertirlo es en lo que consisten estos fondos. Se suelen utilizar para invertirlos en activos tan diferentes como bonos o acciones.

Hay que establecer que existen dos tipos de fondos de inversión: los fondos indexados, que son los que replican un índice determinado (IBEX 35, Eurostoxx 50…) y que tienen comisiones bajas, y los gestionados o activos. Estos últimos cuentan con unas comisiones más elevadas y permiten elegir de forma activa los bonos o las empresas en las que se invierte.

Los ETFs, por su parte, son como los fondos de inversión, pero tienen la particularidad de que vienen a funcionar como acciones.

Para invertir en fondos indexados nosotros recomendamos siempre utilizar un Robo Advisor, la manera más sencilla, rápida y diversificada que existe para quienes no quieren complicarse la vida.

Más información sobre fondos de inversión

10. Depósitos a plazo fijo

Una forma segura para obtener cierta rentabilidad es decantarse por los mencionados depósitos. Sí, porque apenas tienen riesgo. Básicamente consisten en prestar el dinero que desees a una entidad bancaria a cambio de que esta te ofrezca un interés.

Lo que tienen en contra es que los intereses son cada vez más bajos y que, además, habrá un tiempo durante el cual no podrás hacer uso de ese dinero invertido. Es más, si decides sacarlo antes del plazo indicado, tendrás que hacerle frente a una penalización.

Asimismo, dentro de esta categoría de inversiones tradicionales se puede incluir invertir en las llamadas start ups, es decir, en empresas del sector tecnológico que están dando sus primeros pasos. Esta es una alternativa arriesgada, ya que no puedes saber si aquellas funcionarán finalmente y lograrán posicionarse bien en el mercado. Eso sí, si todo sale bien, obtendrás una alta rentabilidad.

Por supuesto, también está la opción de invertir en otras divisas que puedan aumentar su valor y así obtener una rentabilidad. En este caso, tienes que saber que se trata de una propuesta absolutamente imprevisible y con mucho riesgo.

11. Invertir en Criptomonedas

Muchas personas están invirtiendo en estas monedas virtuales, como Bitcoin, XRP, Litecoin, Etherum…, porque sus activos están subiendo a un ritmo realmente sorprendente. Se considera que es una alternativa con mucho futuro y que te hacer ganar dinero rápido, pero, por el momento, es un sector que está aún ‘en pañales’.

Para invertir en ellas es recomendable no solo conocer muy bien ese mercado sino también tener la certeza de que se puede perder dinero con cierta facilidad.

12. Social Trading

Esta alternativa consiste, ni más ni menos, que en proceder a repetir o copiar lo que es la cartera de inversión de otra persona. Solo te tienes que fijar en lo que hace ella y replicarla. Eso sí, te tienes que asegurar de que se trata de alguien con experiencia en el sector y que ha conseguido óptimos resultados históricos.

El riesgo es elevado en este caso.

A grandes rasgos, estas son las respuestas más interesantes y rentables que podemos darte a tu pregunta de ¿dónde invertir dinero? No obstante, debes saber que no son las únicas. También puedes apostar por hacerlo en operaciones binarias, en un negocio o incluso en adquirir una franquicia.

Analiza bien toda la información que te hemos dado e invierte en la que se ajuste más y mejor a tus ideas o a tu perfil de inversor.

13. Invertir en Crowdlending

El Crowdlending es una forma de prestar tu propio dinero a empresa sin intermediación financiera de tal forma que tu eres el prestamista, o parte del préstamo total, el cual recibe un rendimiento económico dependiendo el tiempo y la cantidad prestada.

Por norma general, este tipo de inversión se hace mediante plataformas online donde tu inviertes tu dinero y decides en qué tipos de empresas estás dispuesto a invertir y con qué nivel de riesgo. Las  plataformas analizan la solvencia de cada empresa para determinar el nivel de riesgo que tiene cada una de ellas. A menor rating de solvencia mayor será el rendimiento obtenido pero mayor será la posibilidad de que surjan problemas de pago. Por esta razón hay que fijarse bien en este aspecto y elegir empresas solventes o con una solvencia media si no quieres corre el riesgo de perder parte de tu dinero.

14. Invertir en páginas web

Si, como lo oyes, hoy en día una página web puede llegar a ser muy rentable si ofreces un servicio o vendes algo. Eso si, para poder rentabilizar una página web lo que no te pueden faltar es visitas. Para ello, puedes crear tu mismo un proyecto desde cero y tratar de hacerlo crece o puedes comprar uno que ya está en funcionamiento. Una página web, una tienda online… puede ser una buena inversión.

Puedes utilizar las siguientes formulas para sacar dinero de una página web:

  • Poner publicidad en ella y cobrar por cada clic o impresión de anuncio
  • Vender tus productos en una tienda online
  • Vender productos de otros, por ejemplo de Amazon, y llevarte una comisión por ello.
  • Venta de leads o registros para otras empresas

Como ves, son varias las formas de rentabilizar una página web, sólo tienes que echarle imaginación.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *