Cómo ahorrar dinero

Cómo ahorrar dinero

Cada vez eres más consciente de que, aunque te resulte muy difícil, debes ir ahorrando, pero la pregunta del millón es: ¿Cómo ahorrar dinero?. Si consigues hacerlo, es que es la manera de poder hacerle frente a cualquier imprevisto e incluso a una complicada situación laboral. Eso sin pasar por alto que tener un colchón económico te va a dar más tranquilidad, sin lugar a dudas, pues te evitará endeudarte, pedir préstamos…

Si ahora quieres comenzar a ahorrar o si deseas hacerlo de forma real, después de haber cejado en el empeño varias veces, sigue leyendo. A continuación, te vamos a dar a conocer las claves para lograr ese propósito. No te resultarán nada complicadas

Cómo ahorrar dinero sin morir en el intento

1.Controla los gastos que realizas a diario

Para poder empezar a llevar adelante ese objetivo que te has marcado es necesario que vayas registrando durante un par de meses, al menos, todos los gastos que realizas a diario: suministros, compras en el supermercado, gasolina, gastos en restaurantes y demás alternativas de ocio, alquiler o hipoteca, ropa, viajes…

De esta manera, podrás saber el dinero que ingresas, el que gastas y, por supuesto, en cuáles de esos citados gastos puedes llevar a cabo el ahorro o, al menos, cuáles puedes reducir de manera notable.

2.Determina tus prioridades de ahorro

Una vez que hayas visto tu nivel de gasto y tengas un listado con las cosas en las que se te va el dinero, llega el momento de establecer prioridades para ahorro. Es decir, debes indicar cuáles son gastos necesarios y primarios, como puede ser el pago del alquiler del piso, y cuáles son los secundarios. Estos últimos son en los que tienes más margen para tomar decisiones y reducirlos.

Así, por ejemplo, puedes tomar ciertas determinaciones en cuanto a los últimos como pueden ser estas:

  • Cuando vayas a hacer la compra al supermercado, puedes adquirir de vez en cuando artículos de marca blanca o apostar por no hacerte con tantos caprichos.
  • Deja de pagar el gimnasio al que no vas. Apuesta por practicar deporte en casa o al aire libre.
  • Si realizas un elevado gasto en gasolina y puedes evitarlo, muévete en transporte público, en bicicleta o ve andando.
  • Reduce la cantidad de veces que sales a comer o cenar fuera de casa, de tapas, al cine o al teatro. No se trata de que dejes de hacer esas actividades, lo que debes es disminuir el número de veces que las realizas.
  • Si cuentas con varias plataformas de vídeo en streaming, quédate con una sola.
  • Si te compras habitualmente caprichos, como ropa o zapatos, reduce la cantidad de ellos que te das.

Estos son solo algunos ejemplos. Piensa bien qué puedes hacer tú al respecto.

3.Evita comprar a crédito

Muchas personas cuentan con una tarjeta de crédito y esta precisamente les hace consumir más o, al menos, no mirar tanto a la hora de realizar cualquier gasto. Si ese es tu caso, evita comprar de esa manera, que no solo genera intereses sino que te pueda acabar endeudando más y más.

Es mejor que tengas una tarjeta de débito, siempre que sea posible, para así gastar en base al dinero con el que cuentas.

4.Ahorra en gastos fijos de la casa

Luz, Internet, agua, teléfono móvil o calefacción son algunos de los gastos de suministros que tienes fijos mensualmente. Algunos de estos están recogidos en la comunidad y no puedes hacer nada al respecto.  Sin embargo, hay otros como, por ejemplo, el teléfono o Internet que sí puedes llevar a cabo medidas para cambiarlos y ahorrar una cantidad mensual.

Para eso lo que tendrás que hacer es analizar qué necesitas con respecto a dichos suministros y luego realizar un estudio del mercado. Es decir, toma nota de todas las compañías que te ofrecen esos y compara cuáles son los precios que te brindan en base a tus necesidades. Así, podrás conseguir elegir la opción más económica.

5.Haz un presupuesto doméstico

Sin lugar a dudas, una vez que has dado todos los pasos anteriores, llega el momento de que hagas un presupuesto mensual de tipo doméstico. De esta manera, podrás ir ahorrando de forma considerable y sin tener que hacer grandes esfuerzos.

Hay diferentes apps, como Money Pro, que te puede ayudar a realizar esa labor. No obstante, también la puedes llevar a cabo de forma manual. Para ello, teniendo en cuenta el dinero que ganas mensualmente, fija una cantidad de dinero para cada una de las categorías a establecer y aplicando el citado ahorro que ya te hemos indicado en algunos gastos. En concreto, deberás imponer una cantidad para estos apartados:

  • Gastos de vivienda (alquiler, hipoteca, seguro, impuestos, comunidad…).
  • Pago de préstamos o tarjeta.
  • Suministros (agua, luz, Internet, teléfono calefacción, gas…).
  • Alimentación.
  • Productos de limpieza.
  • Transporte
  • Vestido y calzado.
  • Salud
  • Ocio (cine, teatro, restaurantes…).
  • En esta categoría puedes incluir gastos puntuales que puedes tener tales como la compra de material escolar para los niños o regalos para un cumpleaños, por ejemplo.

Después de realizar ese presupuesto, echa cuentas. Sí, calcula el dinero que ganas y el dinero que has establecido para gastos. Si lo haces adecuadamente, podrás comprobar que te queda una cantidad concreta de ahorro mensual.

6.Haz uso de aplicaciones para ahorrar

Aunque las pautas que te hemos dado son las más idóneas para conseguir tu objetivo de ir ahorrando un poco todos los meses, ten presente que también puedes recurrir a la tecnología para que te ayude. Sí, porque existen aplicaciones que te pueden ser útiles en esa labor. Eso sí, debes saber que hay de dos tipos, fundamentalmente:

  • Apps para controlar los gastos, que son las que sirven para contabilizar muy bien los ingresos y los gastos. Para que funcionen adecuadamente estarán conectadas a todas tus cuentas bancarias, aunque también se pueden usar sin activar esa opción. Entre las gratuitas más interesantes están Fintonic o Spendee.
  • Apps de microahorro o redondeo. Estas lo que hacen es ir ahorrando, poco a poco, con el cambio de cada una de las compras que lleves a cabo con la tarjeta. De esta manera, si, por ejemplo, te compras un pastel y te cuesta 1,60 euros lo que hace es guardarte en una ‘hucha digital’ los 40 céntimos que faltarían para redondear y llegar a los 2 euros. En esta categoría se encuentran aplicaciones útiles tales como Arbor o Coinscrap.

7. Invierte tus ahorros en un fondo indexado

Si logras ahorrar algo de dinero, no lo dejes en el banco. Tu capital en una cuenta bancaria pierde valor con el paso del tiempo. En nuestra web encontrarás toda la información necesaria para invertir en fondos indexados a través de un robo advisor. Puedes invertir 10.000€ o incluso empezar con mucho menos en algunos de ellos.

¿Por qué una cartera de fondos indexados?

Porque con el paso del tiempo invertir en fondos indexados ha demostrado ser más rentables que la mayoría de carteras de fondos gestionados y porque sus comisiones son tan bajas que eso repercute positivamente en la rentabilidad que consigues.

¿Por qué un robo advisor?

Porque un robo advisor te permite automatizar toda la composición de tu cartera y mantenimiento de la misma por unas comisiones muy bajas que apenas notarás. De esta forma tu te dedicas sólo a ahorrar dinero y ellos se encargan de lo demás.

¿Qué hacer con el dinero que logres ahorrar?

Ahorrar dinero

Si pones en práctica todos los consejos que te hemos dado, seguro que vas a conseguir ahorrar. Y una vez que empieces a hacerlo y logres una cantidad concreta, podrás hacer varias cosas, entre las que se encuentran estas:

  • Tener un colchón de seguridad. Gracias a este podrás estar tener una vida más tranquila, porque sabrás que cuentas con un dinero ahorro que te será muy útil para tu futuro.
  • Crear un colchón de seguridad para cualquier imprevisto. De esta manera, ante cualquier incidente en casa, con el coche o con el ordenador, por ejemplo, podrás sufragar el coste que vaya asociado al mismo sin necesidad de endeudarte.
  • Invertir. También cabe la posibilidad de que decidas que ese dinero ahorrado no se quede parado y que te pueda permitir obtener un beneficio. Para eso puedes optar por invertir en acciones de distintas empresas así como, por ejemplo, comprar un piso y ponerlo en alquiler. No obstante, estas son solo dos opciones, son muchas más las que te ofrece el mercado.

No te lo pienses más. Pon en marcha nuestras recomendaciones y conviértete en un verdadero ahorrador. Y si ya dispones de unos ahorras, descubre las mejores sitios donde invertir dinero a día de hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *