Tipos de interés: Qué es y para que sirven

Roboadvisors.es se mantiene gracias a sus lectores. Cuando contratas un producto en nuestra web, podemos recibir una comisión, no afectando en ningún caso a nuestras directrices editoriales.

Qué es el tipo de interés

¿Alguna vez has escuchado que el dinero tiene un precio? Si no sabes a qué se refiere esta frase puedo adelantarte que hace referencia a los tipos de interés, un factor clave que determina cómo funciona la economía de un país sin que la población se dé cuenta.

En este artículo te contaré qué son los tipos de interés, qué papel juegan en la economía y cómo entender fácilmente si tu banco te está cobrando de más por tus préstamos.

Qué es el tipo de interés

El tipo de interés no es más que el beneficio que tiene una persona o entidad por el hecho de prestar dinero a un tercero. Es decir, el tipo de interés es el precio que paga el prestatario por recibir el dinero del prestamista.

Esto es fundamental en la sociedad actual, donde la mayor parte de la gente, empresas y estados contraen deudas. Ante esta situación, los tipos de interés son el único incentivo que tienen las entidades o personas que disponen de capital para canalizarlo a las entidades que carecen de él, es decir, para prestarlo y ganar dinero a cambio.

¿Son necesarios los tipos de interés?

Como te decía, los tipos de interés son el único incentivo que puede tener una persona o entidad en prestar sus ahorros a un tercero. Piénsalo así, ¿prestarías dinero a un desconocido sin pedir nada a cambio?

Antes de responder es importante que tengas en cuenta que toda transacción entraña sus riesgos. Los principales son:

  • Riesgo de liquidez: pierdes la oportunidad de generar otros rendimientos usando este dinero.
  • Riesgo de inflación: el dinero se devalúa, por lo que si hoy prestas 100 € a una persona y te los devuelve en un año, realmente estás perdiendo dinero (aunque te devuelva los mismos 100 €).
  • Riesgo de crédito: el riesgo de que el prestatario no pueda saldar su deuda siempre está ahí, incluso cuando la situación financiera de este parece especialmente buena.

Y como cabría esperar, las entidades que cuentan con liquidez (dinero para prestar) necesitan una serie de incentivos económicos como para que la inversión parezca interesante en términos de beneficio/riesgo.

¿Cuál es el tipo de interés y cómo se fija?

Tipo de interés cual es

Teniendo en cuenta que los prestamistas necesitan incentivos suficientes para que se lancen a prestar su dinero, es lógico pensar que el tipo de interés es proporcional al riesgo asumido, ¿verdad?

Es decir, un banco tenderá a ofrecer un tipo de interés menor a una empresa solvente y con grandes proyecciones de futuro que a una empresa cerca de la quiebra. Por lo tanto, el tipo de interés es distinto en cada préstamo.

Sin embargo, existe un tipo de interés mínimo conocido como tipo de interés oficial o de referencia, y lo fijan los bancos centrales. Pero ¿qué tienen que ver los bancos centrales con el precio que pague la gente por tomar préstamos?

Una de las tareas más importantes de los bancos centrales es controlar la inflación, es decir, la pérdida de valor del dinero. Si tenemos en cuenta que los tipos de interés pueden definirse así como “el precio del dinero”, es fácil entender cuál es la función de estos tipos de interés oficiales.

Así, si los tipos de interés aumentan, la economía se ralentiza (pedir dinero es más caro, por lo que se pide menos dinero), lo que se traduce en una disminución de la inflación. Y en el caso contrario, si el banco central quiere aumentar la inflación solo tiene que bajar los tipos de interés, lo que hará que el dinero fluya más fácilmente en la economía.

Eso sí, la tasa de interés oficial no es la que cobran los bancos, ya que como hemos mencionado anteriormente, cada crédito tiene un riesgo particular. Si estás pensando en pedir un préstamo, el banco te dará 2 cifras; el TIN y el TAE, pero ¿en qué se diferencian?

  • Tipo de Interés Nominal (TIN): el TIN es el porcentaje fijo que se paga por recibir dinero prestado en función de la temporalidad. Es decir, el TIN se puede expresar de forma semanal, mensual, semestral, anual…
  • Tasa Anual Equivalente (TAE): la tasa TAE sirve para homogeneizar el coste de las operaciones financieras, es decir, para poder comprarlas unas con otras.

Imagina que quieres pedir un préstamo y consultas en 2 bancos para ver sus condiciones; uno de ellos te ofrece un TIN del 3 % mensual, mientras que otro te ofrece un TIN del 0,05 % diario, ¿cómo sabes cuál es más ventajoso? Gracias a la tasa TAE, que tiene en cuenta tanto el TIN como su temporalidad para ofrecer una cifra más realista del tipo de interés que acabarás pagando.

En este artículo tienes las principales diferencias entre el TIN y el TAE.

Autor/a:

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *