Apalancamiento financiero: Qué es y cómo utilizarlo

Apalancamiento Financiero

Si llevas un tiempo en el mundo de la inversión o estás aprendiendo, seguro que en alguna ocasión has oído el concepto de apalancamiento financiero, ¿verdad? Esta es una de las herramientas más poderosas del inversor, pero también una de las más peligrosas si no se usa de forma correcta.

En este artículo te contaré que es exactamente el apalancamiento financiero, qué utilidad tiene y qué riesgos supone.

Qué es el apalancamiento financiero

El apalancamiento financiero consiste en usar la deuda para abrir una operación financiera. En otras palabras, tomar dinero prestado para aumentar el capital con el que inviertes. De este modo, puedes obtener beneficios muy superiores a los que obtendrías sin invirtieses sin apalancamiento, pero debes tener cuidado, ya que estar apalancado puede llevarte a la insolvencia.

Imagina que tienes una cuenta en un broker con 10.000 € y quieres hacer una inversión con un capital mayor. En ese caso decides apalancarte, y el broker te deja 40.000 €, de modo que tienes 50.000 € para invertir.

Si compras unas acciones que se revalorizan un 10 %, estarás obteniendo un beneficio de 5.000 €, es decir, un 50 % sobre tu capital. Pero ¿qué ocurre si el precio de las acciones disminuye un 10 %? En ese caso tendrás que soportar tú las pérdidas de 5.000 €, es decir, perderías la mitad de tu capital a pesar de que el mercado solo se ha movido un 10 %.

En este ejemplo se ha utilizado un apalancamiento 1:5, lo que quiere decir que por cada euro que pones como inversor, estás invirtiendo realmente 5. En esta situación, un 20 % de caída en el precio de un activo supone perder el 100 % de tu capital.

Entonces, ¿esto quiere decir que no debería utilizar el apalancamiento financiero? No, el apalancamiento es una herramienta muy útil que puede tener cabida en una estrategia de inversión sólida y segura, pero siempre y cuando se tomen algunas precauciones:

  • No llevar a cabo este tipo de estrategias si eres principiante o estás invirtiendo en un activo que no conoces.
  • Apaláncate solo con dinero que no vayas a necesitar, nunca sabes cómo puede actuar el mercado.
  • Utiliza órdenes de venta stop loss para evitar quedarte a 0 en la cuenta o peor, endeudarte.

Como puedes ver, el apalancamiento puede darte jugosos beneficios, pero hay que utilizarlo con precaución.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *