Qué es el Value Investing

Roboadvisors.es se mantiene gracias a sus lectores. Cuando contratas un producto en nuestra web, podemos recibir una comisión, no afectando en ningún caso a nuestras directrices editoriales.

Definición de Value Inveseting

Existen muchas metodologías de inversión, aunque una de las más conocidas es sin duda el value investing, utilizada por miles de inversores a lo largo de la historia, algunos de la talla de Warren Buffett.

En este artículo te contaré en qué consiste el value investing, cuál es su objetivo y cómo se analizan las empresas bajo esta estrategia.

¿Qué es el value investing?

El value investing o inversión en valor es una de metodología de inversión que, en pocas palabras, consiste en invertir en empresas cuyas acciones se encuentran por debajo del valor real de la compañía.

Esta forma de invertir fue introducida en 1928 por Benjamin Graham, que posteriormente se convertiría en el mentor del conocido Warren Buffett.

Lo que hizo que esta forma de invertir siga vigente casi un siglo después de su creación, es que fue de las primeras en introducir el análisis de las compañías como parte fundamental de la estrategia.

Hasta entonces, lo que determinaba en qué empresas se invertía y en cuáles no era más bien el azar o la intuición de los propios inversores, por lo que este método, revolucionó la forma de entender los mercados.

¿En qué se basa el value investing?

Como te iba diciendo, la inversión en valor consiste en comprar acciones de empresas cuyo valor de mercado está por debajo de su valor real. Es decir, el value investing se fundamenta en un concepto muy simple, y es que el valor, no es lo mismo que el precio.

En palabras de Warren Buffet: Precio es lo que pagas. Valor es lo que obtienes.

De este modo, el value investing tiene como objetivo encontrar aquellas empresas que el mercado está infravalorando, y mantenerlas hasta que la diferencia entre precio y valor se haya eliminado.

Pero, ¿a qué se refieren cuando hablan de valor? El valor de que hablaban Benjamin Graham y otros inversores de la época, hacía referencia al valor intrínseco de la empresa.

Por supuesto, calcular cuál es el valor intrínseco de una empresa es algo complejo, y para ello es necesario tener en cuenta sus ingresos, gastos, activos, deuda, flujos de cada, ratios…

¿Cómo se analizan las empresas en el value investing?

El value investing es una forma de invertir en la que el análisis es una parte fundamental de la inversión, por no decir la más importante.

En este sentido, existen 2 formas de analizar el mercado para llevar a cabo estrategias de value investing:

Análisis Top Down

El análisis Top Down consiste en analizar el mercado desde lo más general hasta lo más específico. De este modo, la hoja de ruta de este análisis es:

  1. Análisis macroeconómico.
  2. Análisis sectorial.
  3. Análisis de la empresa.

Este tipo de análisis le da mucha importancia al análisis macroeconómico, y se suele recomendar para mercados de países poco desarrollados, donde la información sobre las empresas que cotizan en Bolsa no es muy abundante.

Análisis Bottom Up

Por su parte, el análisis Bottom Up sigue el recorrido contrario al anterior:

  1. Análisis de la empresa.
  2. Análisis sectorial.
  3. Análisis macroeconómico.

Este tipo de análisis está recomendado para países desarrollados, donde la situación macroeconómica no afecta de forma tan relevante a la cotización de las empresa, sino que esta depende de sus propias características.

¿Qué variables se analizan en la inversión en valor?

Aunque ya sabes qué tipos de análisis se pueden usar en el value investing y qué puntos se estudian en cada uno, esta información es muy general. Por ello, aquí puedes ver qué variables se analizan en cada uno de esos puntos:

  • Análisis macroeconómico: son muchos los parámetros que se pueden estudiar, aunque los principales son los siguientes:
    • PIB
    • Tipos de interés
    • Prima de riesgo
    • Inflación
    • Marco legislativo
  • Análisis sectorial: los datos que se analicen pueden depender del sector en concreto que quieras analizar, pero lo más normal es analizar estos datos:
    • ROE
    • ROI
    • ROA
    • PER
  • Análisis empresarial: se trata de un análisis específico de las empresas del sector analizado anteriormente. En él se estudian los campos analizados en el sector (para saber si la empresa está por encima de la media o no) y los siguientes:
    • Flujos de caja
    • EPS
    • Crecimiento de EPS
    • Equipo directivo de la compañía.
    • Relación deuda/activos.

¿Qué compañías son interesantes en value investing?

Por supuesto, no todas las empresas resultan interesantes para la estrategia value investing, de ahí su análisis. Pero además, también se busca que las empresas cumplan estas características:

  • Foso: se entiende como foso una ventaja competitiva difícil de superar o incluso de copiar por otras empresas. Por ejemplo, Boeing tiene un gran foso, pues entrar en el negocio de la venta de aviones comerciales, no es sencillo. En cambio, ofrecer un servicio de software es algo que puede hacer casi todo el mundo.
  • Margen de seguridad: se trata de la diferencia entre el precio de las acciones de la empresa y su valor real. Este debe ser elevado, pues por una divergencia de un 5%, no merece la pena arriesgarse.
  • Solidez: las empresas en las que invierte un inversor en valor deben ser líderes en su sector o, al menos, tener una posición elevada dentro de este, y más importante, ser capaz de mantenerla duranta muchos años.

Conclusión

En definitiva, el value investing es una de las pocas metodologías que ha sobrevivido tantos años, y como es lógico, esto ha ocurrido porque funciona.

Se trata de una forma de invertir en la que el análisis es fundamental, sobre todo la capacidad para calcular el valor real de una empresa.

Pero además, también es necesario saber qué empresas pueden recuperar su valor intrínseco y cuáles no, pues una frase muy conocida en el mundo de la inversión es: “Cheap stocks are cheap for a reason”, es decir, las acciones baratas son baratas por un motivo.

Sin embargo, si eres capaz de realizar análisis de calidad y entender los motivos por los que una empresa cotiza por debajo de su valor real, podrás sumarte al club de los inversores que tienen beneficios sostenidos durante años utilizando esta estrategia.

Autor/a:

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *