Invertir en Dividendos: Aspectos a tener en cuenta para tener una mayor rentabilidad

Invertir en dividendos

Muchas veces pensamos que obtener rentas procedentes de las inversiones en Bolsa está reservado a los grandes capitales ¿verdad? Pero ¿y si te dijese que tú también puedes invertir en dividendos?

En este artículo te contaré en qué consiste la inversión en dividendos, qué beneficios puedes obtener y cómo seleccionar empresas para esta estrategia.

Primero de todo, si no sabes en qué consiste, te recomendamos que te leas este artículo donde te explicamos qué son los dividendos.

¿Qué es la inversión en dividendos?

La inversión en dividendos consiste, como su propio nombre indica, en invertir en empresas que repartan dividendos a los accionistas. Al usar esta estrategia lo que se busca es comprar acciones de empresas y mantenerlas en el tiempo, de tal forma que den unos dividendos lo suficientemente interesantes como para que salga rentable mantener la inversión.

Este tipo de inversión se caracteriza por ser bastante tranquila, sin generar preocupaciones excesivas en los inversores, que solo quieren depositar su capital en un negocio rentable que les proporcione beneficios de forma recurrente.

Y sí, hoy en día existen productos financieros de sobra para quienes no quieren asumir muchos riesgos, como la gestión pasiva mediante fondos indexados y robo advisors, pero es que la inversión en dividendos tiene una gran ventaja que atrae a muchos inversores, y es que las acciones se pueden revalorizar con el tiempo, obteniendo un doble beneficio al venderlas por un precio superior al que se compraron.

Mucha gente invierte en empresas que reparten dividendos buscando la ansiada libertad financiera, es decir, aspiran a algún día poder vivir de estos ingresos recurrentes que les proporcionarán los dividendos. ¿Es posible vivir de dividendos? Por supuesto, pero para ello te hará falta bastante dinero. 😉

¿Qué rentabilidad dan los dividendos?

Como suele ocurrir con todas las inversiones, no se puede dar una cifra clara sobre la rentabilidad que dan los dividendos, pues cada empresa tiene una política diferente. Por lo tanto, para hablar de la rentabilidad de los dividendos hay que analizar a cada empresa por separado.

Cada compañía define un Pay-out concreto para sus beneficios, que no es más que el porcentaje de los beneficios anuales de la empresa que se van a utilizar para repartir dividendos. Así, si una empresa tiene un beneficio de 200 millones de euros y un Pay-out del 20 %, solo repartirá 40 millones en dividendos.

Siguiendo con este ejemplo, si la empresa va a repartir 40 millones de euros en beneficios y tiene en circulación 40 millones de acciones, acabará repartiendo un dividendo por acción de 1 €.

Dividendo por acción (DPA) = beneficio destinado a dividendos / número de acciones

Sin embargo, conocer el valor del dividendo por acción no es suficiente para poder determinar como de interesante es una empresa. Veámoslo con un ejemplo:

Tienes 10.000 € para invertir y empezar con tu estrategia de inversión en dividendos. Tras hacer un análisis encuentras 2 empresas;

  • La empresa A tiene un dividendo por acción de 20 €, y sus acciones cuestan 100 €.
  • La empresa B tiene un dividendo por acción de 2 €, y sus acciones cuestan 5 €.

A simple vista puede parecer que la empresa A es mucho más rentable, pues su DPA es 10 veces mayor que el de la empresa B. Sin embargo, las acciones de la empresa B son 20 veces más baratas que las de la empresa A, por lo que con 10.000 € puedes comprar muchas más acciones que repartan proporcionalmente más dividendos.

Así, si hubieses decidido invertir en la empresa A, hubieses obtenido un beneficio de 2000 €, mientras que si lo hubieses hecho en la empresa B el beneficio hubiese sido de 4000 €.

Esto ocurre porque la rentabilidad por dividendo de la empresa B es mayor que la de la empresa A, pero ¿qué es la rentabilidad por dividendo? Es un valor que relaciona el DPA con el precio de la acción, y se calcula de la siguiente manera:

Rentabilidad (%) = (DPA / Precio por acción) * 100

Rentabilidad empresa A = (20 / 100) * 100 = 20 %.

Rentabilidad empresa B = (2 / 5) * 100 = 40 %

Por supuesto, ninguna empresa reparte unos dividendos tan altos. Para que puedas hacerte una idea, las empresas que mejores dividendos reparten se encuentran entre el 10 % y el 20 % de rentabilidad por dividendo, aunque no es algo usual.

¿Cómo seleccionar empresas y fondos para invertir en dividendos?

A simple vista puede parecer que seleccionar la empresa con una mayor rentabilidad por dividendo es lo más inteligente, ¿cierto? Como podrás imaginar, no todo es tan sencillo, y la rentabilidad por dividendo es solo uno de los factores que debes tener en cuenta para invertir con esta estrategia.

Otros factores que son de vital importancia para hacer una operativa exitosa son:

  • Tipo de dividendo: el tipo de dividendo hace referencia a la forma en la que la empresa reparte los beneficios. A diferencia de lo que mucha gente puede pensar, algunas empresas no pagan sus dividendos en dinero, sino en acciones, y otras hacen uso de lo que se conoce como scrip dividend. Debes valorar qué te compensa más a ti.
  • Estado financiero de la empresa: aunque no es lo normal, algunas empresas reparten dividendos aun cuando su situación financiera no es óptima solo para atraer inversores. Esto llega hasta tal punto que en algunas ocasiones hay compañías que se endeudan para poder pagar los dividendos. Asegúrate de que la empresa en la que vas a invertir puede permitirse pagar los dividendos y que tienen opción de seguir creciendo a medio-largo plazo.
  • Depreciación de las acciones: el precio de las acciones de todas las empresas se mueve, incluido el de las empresas que reparten dividendos. Por ello, es importante que selecciones empresas con un buen desarrollo y modelo de negocio, así te aseguras de que no pierdes la rentabilidad obtenida por los dividendos al vender tus acciones.

También puedes invertir en dividendos mediante los fondos de inversión cotizados o ETFs. Así, existen ETFs de acumulación (reinvierten los dividendos generados en el propio fondo) y ETFs de distribución (reparten los dividendos a los inversores).

En caso de que estés pensando en invertir en dividendos utilizando estos fondos de inversión, debes saber que puedes utilizar los factores que he mencionado anteriormente para analizar las empresas en las que invierte el fondo.

¿Cómo tributan los dividendos?

Como cabría esperar, los beneficios obtenidos por el cobro de dividendos deben tributar y pagar impuestos. Al tratarse de un beneficio obtenido de la inversión, se consideran como rendimientos de capital, por lo que tributan sobre la base imponible del ahorro del IRPF:

  • Hasta 6.000 € tributan al 19 %.
  • Hasta 50.000 € (los 44.000 € siguientes) tributan al 21 %.
  • De 50.000 € en adelante tributan al 23 %.

Además, los beneficios obtenidos por el cobro de dividendos procedentes de fondos de inversión y/o la generación de plusvalías al vender tus participaciones en cualquiera de estos productos financieros también tributan de este modo.

Ventajas y desventajas de invertir en dividendos

Qué ventajas tienen los dividendos

No cabe duda de que la inversión en dividendos puede ser de bastante utilidad para muchas personas. Sin embargo, y como ocurre con todas las estrategias de inversión, invertir en dividendos tiene sus puntos positivos y negativos. Las principales ventajas de esta modalidad de inversión son:

  • Es una forma muy interesante de conseguir un ingreso “pasivo” y recurrente.
  • No necesitas estar revisando de forma constante el mercado o el precio de tus acciones.
  • Los inversores en dividendos suelen centrarse en empresas asentadas y con un modelo de negocio que ha demostrado ser rentable.

Y las principales desventajas:

  • Repartir dividendos merma los recursos de la empresa, lo que puede repercutir de forma negativa en su desarrollo.
  • La valoración de las empresas suele disminuir los días cercanos al pago de dividendos.
  • Puedes estar perdiendo oportunidades de inversión muy interesantes por mantener el capital en estas empresas.
  • La empresa puede decidir en cualquier momento no repartir dividendos.

Así que ya lo sabes, si buscas una lugar dónde invertir dinero y recibir unos ingresos recurrentes durante el tiempo que mantengas tu inversión, los dividendos pueden ser una buena opción.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *