Qué es el índice VIX o índice del miedo

Roboadvisors.es se mantiene gracias a sus lectores. Cuando contratas un producto en nuestra web, podemos recibir una comisión, no afectando en ningún caso a nuestras directrices editoriales.

Qué es el Indice VIX

¿Alguna vez te has preguntado qué herramientas utilizan los inversores para medir el sentimiento del mercado? Una de las principales y más utilizadas a lo largo del mundo es el VIX, un índice que da mucha información y en el que por supuesto, puedes invertir.

En este artículo te diré qué es el índice VIX, qué información ofrece y cómo se calcula.

Qué es el índice VIX

El VIX es un índice creado por la Chicago Board Options Exchange (CBOE) que se encarga de medir la volatilidad del S&P 500 (SPX).

Por definición, se dice que un activo es volátil cuando su precio cambia con mucha intensidad y velocidad, ya sea a la alza o a la baja. Entonces, ¿por qué mucha gente utiliza el VIX para predecir caídas en el mercado?

La respuesta es muy sencilla, y es que el mercado se desploma mucho más rápido de lo que sube, por lo que si el índice VIX empieza a subir, es probable que se vean correcciones en el S&P 500.

Cómo se calcula el VIX

Como todos los índices, el VIX tiene una fórmula, aunque es bastante complicada, por lo que en lugar de explicarla punto por punto, es preferible entender qué se calcula con ella y qué puede hacer que el VIX aumente o disminuya.

Como te decía, el VIX mide la volatilidad, pero no de las acciones que componen el S&P 500, sino de las opciones financieras del índice. Si no sabes lo que son las opciones, ahí va una explicación rápida:

Las opciones son derivados financieros que crean un contrato que te da el derecho (pero no la obligación), a comprar o vender un activo determinado en una fecha futura a un precio fijado con anterioridad.

Existen 2 tipos de opciones, las Call (alcistas, dan derecho a la compra de un activo) y las Put (bajistas, dan derecho a su venta). Así, todos los contratos de opciones tienen una fecha de vencimiento y un strike, es decir, el precio fijado con anterioridad.

Aquí puedes ver un ejemplo:

Imagina que el S&P 500 está en 4.300 puntos, y crees que su valor va a aumentar hasta los 4.700 en una semana. En ese caso, puedes abrir una opción Call con vencimiento en una semana que te de derecho a “comprar” S&P 500 en 4.300 puntos (precio actual).

Si pasada esta semana el precio ha subido, puedes ejecutar tu orden de compra, adquiriendo un activo por debajo de su precio de mercado y teniendo la posibilidad de venderlo para obtener la diferencia de precio, es decir, tu beneficio.

En caso de que el precio haya caído, por ejemplo, a 4.100 puntos, puedes no ejercer tu derecho de compra, habiendo perdido solo la prima, es decir, el coste de hacer el contrato.

Las órdenes Put funcionan al contrario, y en pocas palabras te permiten vender un activo más caro de lo que realmente vale, siendo ideales para invertir en un activo si crees que va a bajar de precio.

Ahora que ya sabes qué son las opciones, podemos volver al cálculo del VIX. Este índice lo que mide es la diferencia de precio (strike) entre las opciones más alejadas del valor actual del activo y que, por estar tan alejadas de este valor, es poco probable que se ejecuten. En concreto, se toman en cuenta las que vencen entre 23 y 37 días desde la fecha, pues el VIX mide la volatilidad a 30 días vista.

Por último, es necesario hacer un cálculo de ponderación para poder trasladar la volatilidad de esos 23 a 37 días al valor mensual que ofrece el índice VIX.

Para que puedas hacerte una idea, el valor del índice VIX suele oscilar entre los 10 y los 20 puntos, llegando a zonas de 30 en ocasiones puntuales. No obstante, en el punto álgido de la pandemia del COVID-19, llegó hasta los 66 puntos.

Autor/a:

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *