5 estrategias de inversión para principiantes

Roboadvisors.es se mantiene gracias a sus lectores. Podemos percibir una compensación económica por parte de algunas empresas, no afectando en ningún caso a nuestras directrices editoriales.

Estrategias de inversión para principiantes

Cuando se empieza a invertir por cuenta propia, el mundo de la inversión puede parecer un poco complicado, a menudo incluso demasiado. Por suerte, se pueden simplificar las cosas con algunas estrategias probadas a lo largo del tiempo que han solido dar buenos resultados. Estas populares opciones de inversión pueden ayudarte a alcanzar una serie de objetivos financieros sin complicarte mucho las cosas, perfecto para principiantes y personas que quieran invertir de forma fácil.

A continuación te dejo cinco estrategias de inversión populares para principiantes, junto con algunas de sus ventajas y riesgos.

Las mejores estrategias de inversión para principiantes

Anuncios

Una buena estrategia de inversión minimiza los riesgos y optimiza los beneficios potenciales. Aún así, debes recordar que cualquier estrategia de inversión puede hacerte perder dinero a corto plazo si inviertes en valores de bolsa, como acciones y bonos. Una buena estrategia de inversión suele llevar tiempo y no debe considerarse un plan para hacerse rico rápidamente. Por eso es importante empezar a invertir con expectativas realistas de lo que se puede y no se puede conseguir.

Para mi, las mejores estrategias para comenzar en el mundo de la inversión son:

1. Comprar un valor y mantenerlo en el tiempo (Buy and Hold)

La estrategia de comprar y mantener es un clásico que ha demostrado su eficacia una y otra vez. Con esta estrategia se hace exactamente lo que el nombre sugiere: se compra una inversión y se mantiene indefinidamente. Lo ideal es que nunca vendas la inversión, pero debes intentar mantenerla durante al menos 3 ó 5 años, ya que por norma general resulta imposible mantener para siempre un activo.

Ventajas

La estrategia de comprar y mantener se centra en el largo plazo y en pensar como un propietario, por lo que evita la negociación activa que perjudica los rendimientos de la mayoría de los inversores. Tu éxito depende de cómo se comporte la empresa subyacente a lo largo del tiempo. Y así es como, en última instancia, puedes encontrar los mayores ganadores del mercado de valores y posiblemente ganar cientos de veces su inversión original, con paciencia y tiempo.

Lo mejor de este enfoque es que si te comprometes a no vender nunca, no tendrás que volver a pensar en ello. Si no vendes nunca, evitarás los impuestos sobre las plusvalías, un factor que acaba con la rentabilidad. Una estrategia de comprar y mantener a largo plazo significa que no estás siempre centrado en el mercado, por lo que puedes dedicar tiempo a hacer otras cosas que te gustan en lugar de estar atado a mirar el mercado todo el día.

Riesgos

Para tener éxito con esta estrategia, tendrás que evitar la tentación de vender cuando el mercado se ponga difícil. Tendrás que soportar las caídas, a veces pronunciadas, del mercado, y es posible que se produzca una caída del 50% o más. En estas situaciones es donde se ve tu paciencia y rigor para seguir esta estrategia

2. Comprar fondos indexados

Esta estrategia es una de mis preferidas, y consiste en encontrar un índice bursátil atractivo y comprar un fondo basado en él. Dos índices populares son el Standard & Poor’s 500 y el Nasdaq Composite. Cada uno de ellos incluye muchos de los valores más importantes del mercado, lo que le proporciona una colección de inversiones bien diversificada, incluso si es la única inversión que posee. (Esta lista de los mejores fondos indexados puede ayudarle a empezar.) En lugar de intentar batir al mercado, simplemente posees el mercado entero a través del fondo y obtienes sus rendimientos.

Ventajas

La compra de un fondo indexado es un planteamiento sencillo que puede dar grandes resultados, especialmente si se combina con una mentalidad de comprar y mantener ya mencionada anteriormente. Su rentabilidad será la media ponderada de los activos del índice. Y con una cartera diversificada, el riesgo es menor que con unas pocas acciones. Además, no tendrás que analizar acciones individuales en las que invertir, por lo que requiere mucho menos trabajo, lo que significa que tendrás tiempo para dedicarte a otras cosas que te gusten mientras tu dinero trabaja para ti.

Riesgos

Invertir en acciones puede ser arriesgado, pero poseer una cartera diversificada de acciones se considera una forma más segura de hacerlo. De todas formas, si quieres alcanzar los rendimientos a largo plazo del mercado (una media del 10% anual para el S&P 500) tendrás que aguantar en los momentos difíciles y no vender. Además, al comprar un conjunto de valores, obtendrás su rentabilidad media, no la de los valores más atractivos. Dicho esto, la mayoría de los inversores, incluso los profesionales, luchan por batir a los índices a lo largo del tiempo y prácticamente muy pocos lo consiguen.

3. Índices y valores

La estrategia “índice y unos pocos valores” es una forma de utilizar la estrategia del fondo índice y luego añadir unas pocas posiciones pequeñas a la cartera. Por ejemplo, podrías tener el 90% de tus ahorros en fondos indexados y utilizar el 10% restante para comprar acciones de Amazon y Apple, o alguna de las mejores acciones para invertir que consideres oportuno, si crees que esas empresas están bien posicionadas a largo plazo. Esta es una buena forma de que los principiantes se mantengan en una estrategia de índices de bajo riesgo, pero añadan un poco de exposición a valores individuales que les gusten.

Ventajas

Esta estrategia aprovecha lo mejor de la estrategia de fondos indexados (menor riesgo, menos trabajo, buenos rendimientos potenciales) y permite a los inversores más ambiciosos añadir algunas posiciones individuales. Las posiciones individuales pueden ayudar a los principiantes a iniciarse en el análisis y la inversión en valores, al tiempo que no suponen un coste excesivo si estas inversiones no dan buenos resultados.

Riesgos

Mientras las posiciones individuales sigan siendo una parte relativamente pequeña de la cartera, los riesgos aquí son prácticamente los mismos que comprando el índice. Seguirás tendiendo a obtener una rentabilidad en torno a la media del mercado, a menos que poseas muchos valores individuales realmente buenos o malos. Por supuesto, si está pensando en tomar posiciones en valores individuales, tendrás que dedicar tiempo y esfuerzo a entender cómo analizarlos antes de invertir. De lo contrario, tu cartera podría sufrir un golpe fuerte e incurrir en grandes pérdidas.

4. Inversiones en dividendos

La inversión en dividendos consiste en poseer inversiones que producen pagos en efectivo, a menudo bonos y acciones con dividendos. Parte de la rentabilidad se obtiene en forma de dinero en efectivo, que puede utilizar para lo que desees, o puedes reinvertir los dividendos en más acciones y bonos. Si posees acciones de renta variable, puede seguir disfrutando de los beneficios de las plusvalías además de los ingresos en efectivo. (Aquí tienes algunas acciones de altos dividendos, como los aristócratas del dividendo, que puedes considerar).

Ventajas

Puedes aplicar fácilmente una estrategia de inversión en rentas utilizando fondos indexados u otros fondos centrados en las rentas, por lo que no tienes que elegir acciones y bonos individuales. Las inversiones en dividendos tienden a fluctuar menos que otros tipos de inversiones, y tienes la seguridad de un pago regular en efectivo de tus inversiones. Además, las acciones con dividendos de alta calidad tienden a aumentar sus pagos con el tiempo, lo que incrementa su remuneración sin ningún trabajo adicional por tu parte.

Riesgos

Aunque el riesgo es menor que el de las acciones en general, las acciones con dividendos siguen siendo acciones, por lo que también pueden caer. Y si estás invirtiendo en acciones individuales, pueden reducir sus dividendos, incluso a cero, dejándote sin pago y con una pérdida de capital. Los rendimientos de los bonos no siempre son atractivos y a veces pueden ser tan bajos que no superen la inflación, dejando a los inversores con un poder adquisitivo reducido. Además, si posees bonos y acciones de dividendos en un broker, tendrás que pagar impuestos sobre los ingresos, por lo que es posible que desees mantener estos activos en una cuenta de jubilación.

5. Dollar Cost Averaging

El promediado del coste en dólares o Dollar Cost Averaging (DCA) es la práctica de añadir dinero a tus inversiones a intervalos de tiempo regulares, es decir, de forma periódica. Por ejemplo, puedes determinar que puedes invertir 500 € al mes. Así que cada mes inviertes 500 euros, independientemente de lo que haga el mercado. O tal vez añadas 100€ cada semana. Al comprar regularmente una inversión, estás repartiendo s¡tus puntos de compra, comprando en ocasiones más caro y en otras ocasiones más barato, obteniendo de esta forma un precio medio.

Ventajas

Al distribuir tus puntos de compra, evitas el riesgo de “sincronizar el mercado”, es decir, el riesgo de invertir todo tu dinero de golpe. El DCA significa que obtendrás un precio medio de compra a lo largo del tiempo, asegurándote de que no estás comprando demasiado caro. El promediado del coste también ayuda a establecer una disciplina de inversión regular. Con el tiempo, es probable que acabes teniendo una cartera más grande, aunque sólo sea porque has sido disciplinado en tu idea constante de inversión.

Riesgos

Aunque el método consistente de promediar el coste en dólares te ayuda a evitar entrar a fondo exactamente en el momento equivocado, también significa que no entrarás a fondo exactamente en el momento adecuado. Por lo tanto, es poco probable que obtengas el mayor rendimiento posible de su inversión. Como hemos comentado, unas ocasiones compraras lo más barato posible y otras quizás sea más caro. La idea aquí es promediar un precio.

Cómo comenzar a invertir

Anuncios

Invertir es un mundo algo complicado cuando estás comenzando. Los nuevos inversores tienen mucho que aprender para ponerse al día y no siempre es sencillo.

Para que te resulte más sencillo poner en práctica estas estrategias de inversión para principiantes, te dejo estos artículos que te pueden ser de gran ayuda en tus inicios:

Jon P. Benito

Jon P. Benito

Licenciado en ADE y Certificado FRM (Financial Risk Manager) acreditado por la GARP (Global Association of Risk Professionals).

All Posts

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El mayor interés en una cuetna remunerada

Cuenta Remunerada 4%

17123
17129
17131
Trade Republic