Qué es la inflación y cómo combatirla

Roboadvisors.es se mantiene gracias a sus lectores. Podemos percibir una compensación económica por parte de algunas empresas, no afectando en ningún caso a nuestras directrices editoriales.

Cómo combatir la inflación

Seguramente hayas oído muchas veces esa frase de “hay que mover el dinero para no perderlo”, o “hay que combatir la inflación para no perder pode adquisitivo”…

Anuncios

Dependiendo del momento vital en el que te encuentres, puede que le des más o menos importancia al ahorro y a la inversión, pero en momentos como este, en que los precios se disparan, es más importante que nunca. Te explicamos por qué y cómo combatir la inflación de manera eficaz.

¿Qué es la inflación?

Anuncios

Si nos ceñimos a su definición más técnica, la inflación es el aumento generalizado y sostenido en el nivel de precios de los bienes y servicios en un país durante un período de tiempo determinado. Es decir, la inflación se produce cuando los precios de los bienes y servicios aumentan, lo que hace que el poder adquisitivo del dinero disminuya. En otras palabras, con la misma cantidad de dinero, se puede comprar menos bienes y servicios.

Por esta razón te dicen que que tienes que combatir la inflación moviendo tu dinero, tratando de sacarle una mayor rentabilidad, o por lo menos igualarla, al poder adquisitivo que estás perdiendo

¿Qué es la inflación subyacente?

La inflación subyacente es una medida que excluye los elementos más volátiles del IPC, como los precios de los alimentos y la energía. La razón detrás de esto es que los precios de estos elementos pueden variar mucho en un corto período de tiempo y pueden no reflejar la verdadera inflación subyacente de una economía.

La inflación subyacente se utiliza para medir la tendencia de los precios a largo plazo y es muy importante para la política monetaria de un país. Los bancos centrales suelen utilizar la inflación subyacente para fijar los tipos de interés, ya que les permite tener una idea más clara de la verdadera inflación en la economía.

Cómo combatir la inflación

La inflación, como ya te hemos comentado, consiste en la subida de precios de productos y servicios. Basta con hacer una compra en el supermercado o ir a echar gasolina, para darnos cuenta de que los precios son ahora mucho más altos que hace unos años. Sin embargo, los sueldos no parecen seguir el ritmo.

Como consecuencia, los ciudadanos perdemos poder adquisitivo, que es lo mismo que decir que nuestro dinero pierde valor. La consecuencia, es que ahora podemos adquirir muchas menos cosas con 50€ de las que podíamos hace un par de años. Nuestro dinero, se deprecia.

Por ejemplo, una compra de 60 euros de hace unos años ha pasado a costar en la actualidad 75 euros. Los mismos productos que antes se podían adquirir por ese importe se han multiplicado sustancialmente como consecuencia de la inflación.

En este sentido, los consumidores solo tenemos un camino ante esta situación: ahorrar e invertir.

3 mejores maneras de combatir la inflación

  1. Combatir la inflación a través de la inversión, ya que movilizando el capital hay más opciones de no perder ese poder de compra. Es decir, se trata de rentabilizar lo que se va acumulando en tu cartera, haciendo crecer poco a poco las ganancias. Si inviertes 1.000€, y te dan una rentabilidad anual del 5%, al año tendrás, 1.050€, pero al año siguiente serán 1.102,50€. Haciendo aportaciones periódicas, los beneficios crecerán más rápido.
  2. Tener el hábito de ahorrar. Esto es clave para las finanzas personales, con y sin inflación. Tener un fondo de emergencia que equivalga a entre 3 y 6 meses de sueldo es el primer paso para una situación financiera sana. De este modo, contamos con un capital disponible para cualquier imprevisto que pueda surgir.
  3. Tener un colchón financiero. No debemos relajarnos. Solo después de haber acumulado una cantidad suficiente de dinero para situaciones imprevistas podemos comenzar a invertir. En ese momento, podemos seguir destinando parte de nuestros ingresos tanto al ahorro como a la inversión. Cuanto más consigamos hacer crecer esos ahorros, más capital tendremos para rentabilizar, por lo que los beneficios serán mayores gracias al interés compuesto.

Si quieres invertir dinero, nuestra opción preferida sin duda son los robo advisors. Se trata de nuestra inversión a largo plazo favorita. Invirtiendo con un robo advisor, estarás diversificando tu dinero en varios fondos índice a la vez, protegiendo más tu cartera al no depender únicamente de unas pocas acciones, país o sector. Hay que tener en cuenta de que se trata de una inversión no asegurada, y tu dinero fluctuará hacia arriba y hacia abajo, ya que se trata de renta variable, pero tu inversión en este caso estará muy diversificada.

Cómo generar riqueza: beneficios de invertir a largo plazo

Si eres un inversor conservador, tu mejor aliado es el largo plazo. Una gran opción para este perfil es abrir una cuenta de ahorro o depósito e ir aportando dinero periódicamente, con lo que conseguirás una rentabilidad que, si bien no es muy elevada, solo requiere que tengas el dinero en la cuenta, sin necesidad de invertirlo.

Cuanto más tiempo mantengas tu dinero invertido y más aportaciones hagas, mayores serán los beneficios que obtengas. Esa es la gran ventaja del largo plazo y de los efectos del interés compuesto.

Ya que mucha gente no está preparada para asumir un nivel de riesgo alto, lo ideal siempre es hacer que el dinero se ponga a trabajar. Dicho de otro modo, invertir los ahorros para que se rentabilicen y así poder reducir los efectos nocivos de la inflación.

Habitualmente, se recurre a los depósitos bancarios a plazo fijo y las cuentas remuneradas para esto. Sin embargo, actualmente proporcionan un 0,64% de rentabilidad. ¿Es esto mejor que nada?

La realidad es que hay otras alternativas de cuentas de ahorro que proporcionan un mayor rendimiento. Es el caso de la cuenta-D de Freedom24, que proporciona un retorno del 2,5% sin límite máximo de depósito.

Cómo ahorrar mediante cuentas de ahorro para combatir la inflación

Las cuentas de ahorro son una buena alternativa para los más conservadores, ya que te permiten ahorrar y obtener una rentabilidad sin tener que invertir tu dinero, pudiendo disponer de él cuando necesites. Basta con abrirte una y comenzar a hacer aportaciones.

Puedes ingresar dinero esporádicamente, o hacerlo de manera periódica. Nosotros te recomendamos lo segundo, ya que así te crearás un hábito de ahorro y no caerás en la tentación de gastar tu dinero en otra cosa, sino que lo destinarás a lo verdaderamente importante.

Freedom24: una opción interesante para ahorrar e invertir desde una sola cuenta

Si estás buscando tu cuenta de ahorro ideal, Freedom24 cuenta con un producto a través del cual podrás comenzar a ahorrar y obtener una rentabilidad sin riesgo. Se trata de la cuenta D, un nuevo producto muy destacado en el mercado europeo, ya que ofrece una rentabilidad del 2,5%, muy superior al 0,64% de media que están dando los bancos por los depósitos.

Esta cuenta es ideal si, además, quieres crear una cartera de inversión equilibrada en el futuro. Con ella, podrás comenzar a rentabilizar tus ahorros de modo que, cuando estés listo para invertir, estos ya habrán crecido. Desde esa misma cuenta podrás comenzar a mover tu dinero en otros activos de Freedom24 cuando estés listo.

De hecho, Timur Turlov, Presidente y CEO de Freedom Holding Corp, propietaria de Freedom24, afirma lo siguiente:

“A pesar de la agitación geopolítica y las turbulencias en el mercado, confío en que habrá muchas oportunidades interesantes para que los inversores utilicen el capital acumulado en los próximos meses y lo trasladen a activos de mayor riesgo”.

En otras palabras, si comienzas a ahorrar en una cuenta D, harás crecer tu capital pudiendo aprovecharlo en oportunidades de inversión del futuro, con mayores rentabilidades.

Por tanto, Freedom24 es una gran solución para el ahorrador, ya que además de generar unas rentabilidades del 2,5%, puede tener la tranquilidad de que en todo momento puede transferir su dinero a una cuenta de inversión donde, incluso tendrá acceso a más instrumentos financieros a los mejores precios.

Otras alternativas  para combatir la inflación ahorrando

A parte de Freedom24, existen otras alternativas que también te dan un interés por depositar tu dinero, como es el caso de Trade Republic, que te da un 2% de interés sobre tu efectivo en cuenta.

Otra opción, es la que nos ofrece Myinvestor. Aquí el interés es variable según la promoción que saquen, pero suele rondar el 2% hasta un máximo de 50.000€.

Y tu, ¿haces algo para combatir la inflación? ¿Dónde metes tu dinero?

¿Por qué es importante controlar la inflación?

El control de la inflación es fundamental para la estabilidad económica de un país. Una inflación alta y persistente puede generar incertidumbre y reducir la confianza en la economía, lo que puede provocar una caída de la inversión y el consumo. Además, una inflación elevada puede erosionar el poder adquisitivo de los salarios y de los ahorros de las personas, lo que puede tener un impacto negativo en el bienestar de la población.

Por otro lado, una inflación baja y estable es beneficiosa para la economía, ya que permite que los precios se ajusten de forma ordenada y predecible, lo que favorece la planificación y la toma de decisiones empresariales y de consumo. Además, una inflación baja y estable permite que la política monetaria sea más efectiva, ya que los bancos centrales tienen más margen para reducir los tipos de interés en caso de una desaceleración económica.

¿Cómo se puede controlar la inflación?

Existen varias políticas económicas que se pueden utilizar para controlar la inflación. Una de las principales herramientas utilizadas por los bancos centrales es la política monetaria. Los bancos centrales pueden aumentar los tipos de interés para reducir la demanda de crédito y, por lo tanto, la demanda de bienes y servicios. Esto puede ayudar a frenar la inflación, ya que una menor demanda puede reducir la presión sobre los precios.

Otra política que se puede utilizar para controlar la inflación es la política fiscal. El gobierno puede reducir el gasto público o aumentar los impuestos para reducir la demanda agregada y, por lo tanto, la inflación.

También es importante tener una política de oferta adecuada. Aumentar la oferta de bienes y servicios puede ayudar a reducir la inflación de costos, ya que una mayor producción puede reducir los costos unitarios y, por lo tanto, los precios.

Conclusión

La inflación es un fenómeno económico complejo que puede tener importantes consecuencias para la economía de un país. Es importante medirla, controlarla y prevenirla para garantizar la estabilidad económica y el bienestar de la población. La inflación subyacente es una medida importante para la política monetaria, ya que permite identificar la verdadera tendencia de los precios a largo plazo. Las políticas económicas, como la política monetaria, fiscal y de oferta, pueden ayudar a controlar la inflación y mantener una economía estable.

Como ciudadano, tu misión será combatir la inflación para tratar de perder el menor poder adquisitivo posible.

Jon P. Benito

Jon P. Benito

Licenciado en ADE y Certificado FRM (Financial Risk Manager) acreditado por la GARP (Global Association of Risk Professionals).

All Posts

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El mayor interés en una cuetna remunerada

Cuenta Remunerada 4%

17123
17129
17131
Trade Republic